A paso lento tanto el DAX  como el IBEX continúan en una tendencia alcista de corto plazo. 

El IBEX sigue liderando el rebote de las bolsas europeas.

Tal y como podemos ver en el gráfico horario del IBEX que adjuntamos, el rebote se está produciendo dentro de un estrecho canal alcista.

La primera zona de soporte significativa se encuentra en torno a los 9.430. Por lo tanto, mientras el IBEX se mantenga por encima de esa referencia, la predisposición debería ser alcista a corto plazo.

El objetivo de subida de este rebote se encuentra muy probablemente en trono a los 9.700

Por su parte, el DAX ha superado el 12.200 y sigue también dentro de un canal alcista. Es cierto que el precio sube lentamente pero lo hace marcando suelos y máximos crecientes, hecho que debemos considerar como alcista.

La estructura de la pauta desplegada por el DAX hace muy probable que se dirija a la zona de los 12.450. Y mantendremos una predisposición alcista en tanto en cuando aguante por encima de los 12.200.

 

Gráfico horario del IBEX 35