Establecer una estrategia de inversión y ser riguroso con la misma es fundamental para la correcta operativa con Warrants. Deben fijarse el objetivo de beneficios y el nivel de riesgo máximo que se está dispuesto a asumir. El inversor no debe olvidar que está invirtiendo en un producto derivado de alto Apalancamiento.

Para negociar los Warrants, inLine y Turbos de Société Générale necesita un intermediario financiero (Banco, Caja, Agencia o Sociedad de Valores, o Broker online), ya que no es posible negociar los Warrants directamente con Société Générale.

A la hora de tomar posiciones en Warrants, son muchas las técnicas que pueden utilizarse
para fundamentar esas decisiones de inversión.

El análisis Fundamental puede servir para seleccionar a aquellos valores con una mayor
proyección en cuanto a resultados, dividendos, etc. Cuando existen distintos Warrants sobre valores de un determinado sector, este tipo de análisis puede ayudar en la elección. El Análisis Técnico puede dar señales de entrada o salida en un valor, en base al comportamiento del precio del mismo o bien a través de un estudio chartista (del gráfico de precios).

Consejos prácticos

1.- Los Warrants maximizan su rentabilidad cuando se define Tendencia y Movimiento.- Esta es, sin duda, la clave de la operativa en Warrants. Cuando el Activo Subyacente define tendencia, al alza o a la baja, el Warrant (CALL o PUT) acumula valor por el movimiento favorable del mismo; si a su vez, la tendencia se ve acompañada de movimiento (Volatilidad al alza) tanto el Warrant CALL como el PUT ganarán por este factor. Por otro lado, cuando un activo no marca tendencia alguna (dirección alcista o bajista) y ésta no viene acompañada por movimiento (Volatilidad a la baja) no deben tomarse posiciones en Warrants clásicos. En mercados laterales, la inversión en inLine
Warrants cosntituye una alternativa rentable a la operativa con Warrants o Turbos.

2.- Selección correcta del Warrant en función del perfil de riesgo del inversor y del escenario de Mercado esperado.- Al existir una amplia gama de Warrants, el inversor debe ajustar el grado de Elasticidad que desea utilizar y, consecuentemente, el riesgo asociado a dicha posición. La selección de un Warrant o el otro va a depender del riesgo que esté dispuesto a asumir el inversor y el escenario que espere en el activo subyacente. No necesariamente, un Warrant con alta Elasticidad va a dar un mejor resultado. Siempre habrá que tener en cuenta todos los factores y la exposición que tiene el Warrant a los mismos.

3.- Fijación del Stop de Protección y Objetivo de Beneficios.- Nunca debe adquirir un Warrant sin delimitar, previamente, cuál es el porcentaje máximo de pérdida asumible y cuál es el objetivo de precios a alcanzar (rentabilidad esperada). Si se adquiere un Warrant CALL y no se produce el movimiento deseado, se ha visto como el Valor Temporal irá descendiendo y existe, por tanto, un riesgo de pérdida total de la Inversión.
Esta situación no debe darse en ningún caso y de ahí la necesidad de fijar siempre un Stop de pérdidas. Puede utilizar el Análisis Técnico o un porcentaje fijo a partir del cual se cierran las posiciones. Igualmente, debe establecer un nivel objetivo de precios. Llegado ese nivel se puede optar por el cierre de posiciones y recogida de beneficios, o bien por seguir de cerca el mercado y ajustar el Stop de Protección al alza (CALL) y a la baja (PUT), de acuerdo con la nueva situación de mercado. A este respecto, una parte de los inversores deshace la mitad de su cartera de Warrants una vez alcanzado el objetivo de beneficios.

De esta forma, el inversor recoge Liquidez y plusvalías y deja abierta la mitad de su posición a la espera de nuevos ascensos (CALL) o descensos (PUT) del Subyacente con un riesgo inferior.

4.- Selección correcta del Warrant en función de su precio.- Uno de los errores que se cometen a la hora de invertir en Warrants radica en la selección incorrecta de un Warrant en función de su precio. Así, un inversor puede llegar a seleccionar un Warrant atraído por un precio bajo y, sin embargo, puede llegar a ser uno de los menos rentables y de mayor riesgo.

5.- Selección correcta del Warrant en función del escenario de mercado esperado.- En función del escenario de Mercado esperado, el Warrant más adecuado sería:


 6.- Inversión Máxima del 20% de la cartera.- La inversión en Warrants nunca debe exceder del 20% del total de su ahorro destinado a Renta Variable. No debe olvidarse que con los Warrants se cuenta con un perfil de riesgos donde los beneficios son ilimitados pero donde las pérdidas pueden llegar a ser del 100%. Además, con una inversión del 20% y gracias al efecto Multiplicación, se está tomando una posición Nominal mucho mayor, de forma que, con una menor inversión se está tomando una posición nominal más alta. Los Warrants, inLine y Turbos son productos complementarios de inversión, nunca deben forman el núcleo de una cartera de inversión.

7.- Minimizar la exposición a factores como el tiempo o las variaciones de la volatilidad.- Con los Warrants dentro del dinero (ITM) o con los Turbos, se puede minimizar la exposición al factor paso del tiempo o variación volatilidad, que en determinados escenarios puede jugar en contra del inversor.

Vea el curso completo en video, pinchando aquí