La red de telecomunicaciones ha llegado a un acuerdo para que Netflix use su red. Además, la compañía mantiene unas perspectivas técnicas sobresalientes.
Netflix se ha comprometido a pagar por el acceso más directo a Comcast, red de banda ancha, para mejorar la velocidad y la confiabilidad para sus clientes de video streaming, según aseguran tres fuentes familiarizadas con el asunto en una información que apunta la agencia Bloomberg.

Las dos compañías anunciaron un acuerdo de varios años de colaboración en un comunicado, sin revelar los términos. Frente a las quejas sobre la calidad y velocidad, Netflix acordó pagar millones de dólares anuales a Comcast para ofrecer su contenido de manera más eficiente, dijo una de las personas, que pidieron no ser identificadas porque los términos son privados.

Netflix, el servicio de video streaming de suscripción más grande del mundo, se une a empresas como Google y Facebook que ya pagan a Comcast para el acceso a la red de distribución de contenido. El acuerdo ha sido una sorpresa, en medio del intento de la adquisición de Time Warner Cable.

Las acciones de la empresa han comenzado a cotizar en Wall Street subiendo más de un 1,5% tras conocerse la noticia.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Comcast se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 10 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico indica que tanto la tendencia a medio como a largo plazo es alcista. Los momentos total lento y total rápido son positivos, además de que el volumen a medio y largo plazo es creciente. Por último, la volatilidad que presenta el valor en el tiempo es decreciente.

Indicadores Premium Comcast