El fabricante de aviones más grande del mundo presentó sus cuentas del primer trimestre del año que fueron mejores de lo que esperaba el consenso de analistas.
Boeing registró una ganancia en el primer trimestre que superaron las previsiones de los analistas, impulsada por el aumento de los pedidos de aviones comerciales, mostrando la intensificación del ritmo de producción de la compañía.

El beneficio neto de la empresa excluyendo algunos gastos extraordinarios fue de 2.100 millones de dólares, o 1,76 dólares por acción, en comparación con los 1,54 dólares por título que esperaba el consenso de mercado. Asimismo, la empresa elevó su pronóstico para el conjunto de 2014 hasta el rango de 7,15 a 7,35 dólares por acción. Esto supone un alza de 15 centavos en ambos extremos.

Boeing se benefició de la demanda de 161 aviones comerciales en este trimestre, frente a los 137 del año anterior. Del total de las peticiones, 18 fueron modelos 787, en comparación con uno año 12 meses atrás. Las ventas aumentaron un 8%, hasta 20.500 millones de dólares, superando los pronósticos de los analistas que habían cifrado el aumento hasta 20.200 millones de dólares.

Estos resultados han provocado que las acciones de la compañía hayan subido más de un 2% desde el comienzo de la cotización en la bolsa estadounidense.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Boeing se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 7 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico también señala que la tendencia tanto a medio como a largo plazo es alcista, además de que el volumen a largo plazo es decreciente y la volatilidad que presenta el valor en el tiempo es decreciente. Sin embargo, el único punto negativo que destaca estos indicadores es que los momentos totales lento y rápido se encuentran en negativo, unido a que el volumen a medio plazo es decreciente.

Indicadores Premium Boeing