Banco Santander se despidió de la sesión con una revalorización del 1.13% que le llevó a los 8.21 euros. Una revalorización que se produjo un día después de que el Banco de España decidiera endurecer las provisiones de los créditos morosos a las entidades bancarias.  El valor ha logrado mantener el soporte que tiene en los 8 euros- según Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse- con lo que ahora tendría que volver a los 8.8 euros para plantearse en los 9.40-9.50 euros el próximo objetivo.