Realizamos un análisis de situación a nivel técnico de dos de los componentes del índice IBEX 35 para conocer dónde se encuentran y sus perspectivas al corto plazo 

Meliá Hoteles logra mantenerse por encima de la importante área de soporte de medio plazo situada en torno a los 12,60 / 12,55, girándose el precio al alza rumbo a su media móvil simple de medio plazo o de 40 sesiones mientras el volumen de contratación retrocede, las señales de venta en el oscilador MACD se activan y la volatilidad repunta. En este entorno, el precio mantiene su rango de consolidación que le permite seguir cotizando en una estructura creciente de fondo y, mientras no se perfore el área de soporte citada, el precio tiene potencial para atacar su resistencia intermedia situada en los 13,43 e incluso atacar de nuevo los actuales máximos anuales de los 13,855.

Meliá Hotelesen gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)

Banco Santander logra rebotar al alza a partir de niveles de soporte clave de medio y largo plazo como son los 5,469 y la directriz alcista que parte desde los 3,147, respectivamente. Este movimiento en favor de las compras es muy importante a nivel técnico dado que permite a la curva de precios mantener intacta la secuencia de máximos y mínimos crecientes iniciada en JUN16, evitando de esta manera una continuidad bajista hasta los 5,241, cota que funciona como aproximación a su media móvil de largo plazo (ver MMS200). En este sentido, debemos otorgar una oportunidad a la robusta estructura de largo plazo y priorizar un movimiento al alza rumbo a la resistencia de los 5,875 al corto plazo.

Banco Santander en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de negociación (ventana inferior)