Ramón Morell, director de ETX Capital, repasa la actualidad de los mercados y habla sobre estrategias de inversión que podrían ser más interesantes en este momento.
 
¿Este oleaje que hemos tenido en los mercados podría haber terminado ya o aún no hemos visto el suelo?

Creo que otro oleaje como el que hemos tenido sí está en perspectiva porque sigue habiendo problemas estructurales de fondo. Uno de ellos es el del petróleo, pero otro de ellos es el de la guerra de divisas entre los principales países como Estados Unidos, China, Japón o Europa. Veremos otra serie de cuestiones más de fondo. Habrá algo más de oleaje y el horizonte no está despejado todavía.

¿El precio de petróleo podría caer más o ya podría terminar por estabilizarse tras el acuerdo de congelar la producción?

En mi opinión creo que veremos otra vez, quizá no mínimos, pero sí correcciones en el precio del petróleo. Y las habrá porque los acuerdos que la OPEP pretende publicar o conseguir jamás se transparentan en la vida porque es imposible. Hay países de la OPEP que tienen que seguir produciendo a toda costa y otros que pueden permitirse recortar la producción pero no lo harán si los otros no los hacen. Como seguimos con esa sintonía durante mucho tiempo los rumores mueve la especulación y la especulación mueve los precios del petróleo hacia arriba. Pero la realidad es distinta. Tendemos que tirar un poco hacia abajo y mantenernos en un rango de unos 30 dólares o 40 dólares. Eso para el medio plazo.

¿Podría devaluarse más la libra hasta que se celebre el referéndum del Brexit?

Creemos que sí. Las tensiones no han hecho más que aflorar un poco ahora. Se van a agudizar cuando haya esa famosa polémica de si el Reino Unido se va de la Unión Europea, entonces Escocia podría plantear un referéndum mucho más tajante a efectos de una independencia. Eso provocará más tensiones contra la libra. También el hecho de que las negociaciones no han hecho más que empezar. Se ha hecho una oferta que Cameron ha tomado para poder venderla en su país, pero detrás hay un montón de corrientes que todavía no han cuajado en algo concreto. Por eso podemos ver más debilidad en la libra todavía. Para medio plazo, ciertamente, veremos mayor debilidad en la libra.

¿Qué estrategias se podrían llevar a cabo con respecto al euro-dólar?

En realidad lo que tenemos es un impás. Todo el mundo estaba previendo una caída del precio del euro-dólar cuando se estimaban las subidas de tipos de interés en Estados Unidos, y ahora no parecen tan claras esas subidas por parte de la Fed, y a consecuencia esa presión bajista hacia el euro-dólar no se está produciendo. También por el hecho de lo que dice Draghi y de las circunstancias que aparecen en Europa, que hacen que el euro siga tomando una posición de fortaleza. Al medio plazo yo podría decir que quizá tendríamos que tender más hacia abajo que hacia arriba a ver niveles de 1,08 o 1,07, pero eso es a largo plazo. Al medio o corto plazo estaría para sacar provecho en soportes y resistencias inmediatos. En el 1,10; 1,09 o 1,11.

¿Qué valores podrían ser más defensivos ahora mismo en el mercado español?

Ahora es un chollo el mercado español, pero igual el suelo está más abajo. No parece que pudiéramos ir mucho más abajo en recorrido, y sí parece que pudiera haber más oportunidades de compra, sobre todo en el tema bancario, que está muy castigado y en las tecnológicas como Telefónica. Serían momentos muy interesantes para tomar posiciones hacia afuera. Quizá teniendo un recorrido de recorte, pero a largo plazo parece que son las posiciones más obvias en este momento. Las constructoras quizá en una segunda fase. Primero vamos al tema financiero y de tecnología.

¿Para el rebote que estamos viviendo ahora cuáles se podrían beneficiar más?

En rebote podemos pillar de todo porque los mercados son así. La ocasión está para todos aquellos valores donde nos sintamos confortables y aprovechar ese rebote rápido. Pero sabiendo que puede haber otro ciclo bajista que aprovecharíamos para comprar más barato y seguir hacia arriba.

¿Santader y Telefónica serían interesantes para el largo plazo con las correcciones tan importantes que han tenido?

Son apuestas muy claras. De las más claras que hay. Son empresas que han sabido diversificarse muy bien y han sabido salir a los mercados exteriores. Por tanto, esa producción que ofrecen a mercados exteriores es la que da estabilidad para un mercado interior que pueda estar algo más debilitado y para una especulación que no corresponde con la estructura que tiene esta compañía en estos momentos. Por tanto, deberíamos tomar unas posiciones largas claramente concretamente en Santander, Telefónica y BBVA.