El IBEX 35 ha arrancado los primeros compases de sesión con números verdes y se anota una subida próxima al 0,4%, hasta los 9.030,5 puntos. Un alza ligeramente inferior a la del resto de índices del Viejo Continente ya que el DAX y el EUROSTOXX 50 rebotan en torno a un 0,6%.
 
IBEX 35 en gráfico de 15 minutos con MACD (ventana central) y volumen de negociación
IBEX 35 en gráfico de 15 minutos con MACD (ventana central) y volumen de negociación
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.
Fuente: VisualChart y elaboración propia

Un arranque de sesión en positivo tal y como señalábamos a cierre de mercado de la sesión de ayer (ver “Los alcistas tienen motivos para la esperanza”) debido a diversos motivos para el optimismo como el cierre en la zona de los 8.997 / 8.985 puntos y la evolución del MACD con pendiente positiva. Con esta subida el índice podría testar la zona de los 9.062 puntos que fue un muro de lamentaciones hace algunos días y que esperemos que en esta ocasión no necesitemos tantas aproximaciones para batirla.

Además, en la sesión de hoy se conocerán los inventarios de crudo en Estados Unidos lo que podría añadir algo de volatilidad a los índices bursátiles vista la correlación de los últimos meses donde los índices han encontrado un punto de apoyo al alza con las subidas del ‘oro negro’. 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí