La jornada ha estado marcada de nuevo por dos recomendaciones del sector financiero. En esta ocasión, los expertos se han centrado en Santander y en Bankia.

Concretamente, los analistas de Morgan Stanley han optado por situar a Bankia dentro de su lista de acciones favoritas, en lugar de Danske.

Bankia se deja alrededor de un 10% en lo que va de año, y poco más de un 2% en este trimestre.

En la actualidad, el consenso de los analistas está muy dividido sobre el valor, ya que tiene cinco recomendaciones de compra, cinco de mantener y seis de venta. El consenso le ha asignado un precio objetivo de 1,30 euros por título. Esto implicaría un potencial de revalorización de casi un 20% desde los niveles actuales de cotización.



Acceda aquí a más análisis sobre Bankia.


Por otro lado, Santander ha vuelto a llevarse una mala noticia por parte de una firma de análisis. Esta vez le ha tocado el turno a los analistas de RBC, que han reducido e precio objetivo de la entidad que preside Ana Patricia Botín a 6,10 euros desde 6,40 anterior, con una recomendación en línea con el sector.

La de RBC es el enésimo recorte que ha recibido la entidad financiera en las últimas semanas, sobre todo tras la rebaja de calificación crediticia de Brasil, uno de los mercados principales para Santander.

En lo que va de año, el banco se deja un 28,5% en bolsa. Eso le ha valido que en la actualidad, 6 analistas apuesten por comprar, 10 por mantener y 4 por vender. El precio objetivo del consenso está en 6,40 euros por título. El banco tendría que subir un 26% en bolsa para alcanzar ese nivel.

Santander en bolsa




Acceda aquí a más análisis sobre Santander

Por último, Renta 4 ha iniciado la cobertura de Gas Natural con una recomendación de sobreponderar con un precio objetivo de 23,98 euros por título, lo que implica un potencial del 39%.
 
Por un lado, aprecian en la entidad que la rentabilidad por dividendo será del 5,5%, en efectivo, lo que ellos califican como una “rentabilidad muy atractiva en el contexto actual, donde la rentabilidad del bono español a 10 años (2,1%) está en niveles contenidos. Además consideramos que esta política de remuneración al accionista podría mejorar en los próximos años (claves en el nuevo plan estratégico a finales de 2015)”.
 
En lo que va de año, las acciones de la compañía se dejan algo más de un 11%.  En Renta 4 afirman que “la cotización se ha visto afectada por el descenso de los precios en las materias primas, principalmente del Brent, donde la correlación este año 2015 ha sido muy elevada”.