Hay muchas teorías al respecto pero cada vez gana más adeptos aquella que dice que la FED tendrá que subir tipos a una marcha algo más rápida de la que se había pronosticado en un principio. Una de las voces que habla de ello ha sido John Williams, presidente de la FED de San Francisco, quien ha confirmado no sentir preocupación por los datos económicos más débiles de china  aunque ve razonable que la entidad monetaria eleve entre tres y cinco veces los tipos de interés este año.  


En una entrevista a la CNBC, Williams reconocía tener fundamentos muy muy fuertes en lo que respecta a gasto del consumidor y la trayectoria económica por lo que esta no será una gran preocupación. 



Para 2016, "creo que algo entre el rango de tres a cinco subidas de tipos tiene sentido al menos en este momento", dijo Williams. El mes pasado, la Fed elevó sus tipos para fondos federales por primera vez desde la crisis financiera, elevando su rango meta para los costes de endeudamiento a corto plazo a entre 0,25 y 0,50%.

Como grupo, los miembros de la Fed prevén cuatro incrementos más de los tipos de interés este año, colocando el rango meta entre 1,25 y 1,50% para fin de 2016, en base a la mediana de sus estimaciones publicadas en diciembre. Williams mantuvo su proyección de que el desempleo en Estados Unidos seguirá bajando este año y que la inflación comenzará a subir y acercarse al objetivo del banco central cercano al 2%.