Son muchos los expertos que consideran que en los entornos actuales hay que mirar a otros mercados que permitan obtener el mayor beneficio posible arriesgando lo mínimo. Y es precisamente el riesgo asumido lo que diferencia el estilo de gestión de unos inversores con respecto a otros. Fuera de la Renta Variable, pero estrechamente ligado a ella, se encuentran alternativas de inversión como los Warrants o Fondos de Inversión: la cara y la cruz en el binomio riesgo-rentabilidad de los mercados financieros. Los expertos manejan buenas perspectivas para la renta variable en Europa. La mayoría de las compañías cotizan a ratios atractivos, presentan una fortaleza en sus beneficios que, unida a la liquidez existente en el mercado, ofrecen alternativas de inversión al mercado de acciones. Las expectativas que se manejan para la evolución del mercado de los Fondos de inversión no son las más alentadoras. En cuanto a rentabilidad, este año “puede ser difícil por las incertidumbres sobre el crecimiento económico en las principales potencias teniendo en cuenta que venimos de un largísimo período alcista, con rentabilidades espectaculares”. Sin embargo “una de las grandes batallas se libra en el campo de los fondos más conservadores” (garantizados, renta fija corto plazo….) ya que la mala rentabilidad obtenida por estos fondos, la guerra de depósitos y la continua innovación en este mercado (hedge funds, capital riesgo….) podrían atraer nuevos inversores hacia otro tipo de fondos. El mismo camino alcista se espera para los warrants. Estos derivados cotizados en bolsa que ofrecen un importante efecto apalancamiento se pueden ver favorecidos por “la reforma fiscal, la tendencia, los movimientos de los mercados y la creciente oferta de warrants por parte de los distintos emisores” asegura Francisco López, de SG Warrants para quien “sin ir más lejos, en abril se batió record histórico de negociación en una sola sesión”. En cuanto al perfil del inversor, la elección dependerá del riesgo que se quiera asumir. Un inversor “que gestiona su propio patrimonio y conoce cómo funciona el producto” será el principal beneficiario del funcionamiento de un warrant, advierte López. A saber que cada warrant se comporta “conforme a sus características y la evolución del activo subyacente” teniendo presente que “los resultados que ofrecen no se pueden conseguir con ningún otro producto de inversión que cotice en las Bolsas Españolas”. Sin embargo si además de “no querer arriesgar el dinero, busca un horizonte temporal de inversión más largo que los que invierten en otro tipo de activos”, los fondos de inversión serán su alternativa, señala Victoria Torre. Todo ello dependiendo del tipo de fondo que se elija, pues los de renta variable tendrán más riesgo que los de renta fija o garantizados en función de la rentabilidad que se quiera obtener. ¿Qué se necesita? Una vez decidido cual es el riesgo a asumir, hay que fijar el capital que estamos dispuestos a invertir. Mientras que en los fondos de inversión “una cantidad de 1.000 euros podría ser interesante, sin olvidar que hay determinados fondos, gestoras o la propia legislación (Instituciones de Inversión Colectiva de Inversión Libre exige un mínimo de 50.000 euros) que establecen cantidades de entrada superiores” asegura la experta de Selftrade. El especialista de SG no señala una cantidad mínima para comenzar a operar con warrants porque “es un producto de inversión que ofrece un potencial de beneficio ilimitado con un riesgo limitado” aunque es cierto que “la pérdida puede ser toda la inversión”. Por ello lo recomendable es destinar en torno al 10-20% de la cartera “conociendo a la perfección el funcionamiento del producto”. Hacia dónde nos dirigimos Actualmente estamos asistiendo a una gran eclosión de gestoras de fondos de inversión que, tanto a nivel institucional como particular, ofrecen sus productos a un inversor que busca una mayor calidad y diferenciación en sus inversiones. Todas asesoran al cliente sobre la estrategia a seguir en la gestión del fondo o la rentabilidad que se espera obtener. Los principales gestores de fondos de inversión miran a Europa, que ofrece buenas perspectivas por la buena salud de las empresas, fortaleza en sus beneficios y operaciones corporativas. Pero “estamos muy atentos a la evolución de los mercados para ver cómo se van despejando las incertidumbres que existen en el horizonte económico” advierten desde Selftrade. Y precisamente dentro de Europa, esta gestora apuesta por dos fondos: el Invesco Pan European Equito y el Franklin Templeton Mutal European mientras que si lo que se busca es invertir en pequeñas compañías, el Santander Small Caps puede ser una buena recomendación. Los emisores de Warrants en España se encuentran en minoría al ser una forma de inversión relativamente reciente en nuestro país. Los especialistas en este mercado son algo más selectivos pues “la tendencia a diversificar hace que los inversores aprovechen las oportunidades en mercados que históricamente han estado reservados a los inversores institucionales, como los warrants sobre materias primas”. La diversidad de inversión es tan amplia como posibilidades de inversión ofrecen los warrants y fondos de inversión. Sólo tendrá que analizar su perfil de riesgo, el dinero que está dispuesto a invertir y apostar por una opción en función de su estrategia. Silvia Morcillo www.estrategiasdeinversion.com