Viscofan ha cerrado el tercer trimestre del año con un beneficio neto de 27,24 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,3%, con respecto a los 23,64 millones que ganó durante el mismo periodo de 2013.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Viscofan informa de un importe neto de la cifra de negocios ha ascendido un 4,6%, hasta los 200,10 millones de euros, desde los 191,28 millones cosechados entre julio y septiembre del ejercicio pasado.

Al mismo tiempo, el EBITDA ha alcanzado los 47,57 millones de euros, esto es, un 7,5% por encima de los 44,26 millones del mismo periodo de 2013. La compañía explica este repunte en la “solidez en el crecimiento de los volúmenes, la reducción de los gastos por consumo y las mejoras productivas”.

Finalmente, Viscofan señala que “el esfuerzo inversor llevado a cabo en el año, sin renunciar al incremento en el dividendo pagado en junio de 2014, justifica el incremento del 2,0% (1,7 millones de euros) en la deuda bancaria neta, hasta 86,3 millones. Si bien, el apalancamiento financiero se reduce de 16,2% en diciembre de 2013 hasta 14,9% en septiembre de 2014”.

Hoy la compañía ha cerrado con una subida del 1,03% hasta el nivel de 46,07 euros por acción.