Aunque el mercado estadounidense está más estabilizado que el europeo, está llegando a zona de resistencias "y no se puede pensar que vaya a ser permanentemente alcista". Eso sí, aunque el europeo tiene más recorrido...será un camino cargado de riesgos.

Los datos empresariales conocidos en Estados Unidos suponen una continuación de lo que “hemos visto en Estados Unidos, es decir, el tejido empresarial se desligad de lo que ocurre en el lado europeo. Las compañías grandes estadounidenses están sacando buenos resultados, lo que se traslada a la producción industrial, datos de empleo y, en consecuencia, estabilidad del mercado de acciones”, reconoce Juan Fernández, jefe del departamento de ahorro e inversión de El Corte Inglés. Este experto admite que estamos llegando a una cierta resistencia en los mercados estadounidenses “que podría activar la alerta pues no se puede pensar que será permanentemente alcista”. En este sentido “vemos un recorrido mayor en Europa aunque cargado de riesgos, por supuesto”.

Respecto al sector financiero, Fernández asegura que “sigue estando peligroso, vemos diferencias en los resultados a ambos lados del Atlántico. Hoy Goldman Sachs ha publicado con el anuncio de una política de reducción de costes, maximización de la productividad y organización de la cartera propia, lo que ha gustado al mercado”. Este experto reconoce que vamos a ver un saneamiento de los bancos en Estados Unidos y lo veo bien. Mañana en nuestro país será Bankinter el encargado de publicar resultados. A destacar “aparte de las cuentas debemos tener presente la buena situación del sector inmobiliario y la gran provisión que tiene, de lo que se desprende un balance saneado”.

Sobre el posible aumento de la capacidad del FMI para salvar la deuda europea, este experto de El Corte Inglés asegura que “hay dos lecturas. En el corto plazo con la cantidad exacta – se hablaba de un billón de dólares y ahora se ha reducido a medio billón- pero lo que persiste es una intención del FMI de dar apoyo a los países en crisis y al área euro”. Y todo ello con el malestar por parte de Obama diciendo que “aportará al FMI siempre que los países hagan los deberes”. La labor que está haciendo el organismo “es positiva y le dará cierta estabilidad al mercado dentro de la inestabilidad que hay en los mercados en los tiempos actuales”.

En cuanto a la quita de Grecia, Fernández reconoce que ahora se está barajando una cifra superior – lo que también podría arrastrar al BCE, que ha sido un gran inversor del papel emitido por Grecia- y aunque tiene que haber una quita mayor “para dar mayor salubridad al mercado de deuda, no puede ser excesiva porque hundiría al mercado”.