El Ibex 35 recortó sus perdidas de la mano de Wall Street, aunque no consiguió cerrar en positivo y así evitar la perdida de los 7.500 puntos. Finalmente, el índice terminó dejándose un 0,76% hasta los 7.483 puntos. En opinión de Ana Rafels, analista técnico de Bolsacash “el índice luchó con todas sus fuerzas para mantener esos 7.500 puntos, que era el primer objetivo que debía cumplir para alcanzar una resistencia importante -los 7.730 puntos-, pero no ha podido”, debido a  “la volatilidad que hay en los mercados, al sector bancario que no apoya las subidas y a los datos macroeconómicos que tampoco apoyan”. Por lo que la experta ve al índice español “flojo” augurando de esta forma que “podemos asistir a un duro proceso bajista”. Perdidos el soporte de los 7.500 puntos, Ana Rafels ve “el siguiente soporte en los 7.200 puntos y los siguientes quedan muy abajo –el primero en los 6.700 y el segundo, sin querer asustar, en los 5.800 puntos”. Por lo que advierte la experta de que “hay que tener mucho cuidado y no nos podemos dejar llevar por los impulsos que veamos en el corto plazo”, ya que asegura que aunque “veremos rebotes, la volatilidad no se reduce nada, y esto lo que me está diciendo es que estamos preparándonos para ver un nuevo tramo bajista”.
La analista ve "factible que el Ibex vaya a tantear el soporte de los 5.800 puntos" ya que “EE.UU. es el que lleva la voz cantante y a nosotros nos va tocando poco a poco reajustarnos con los índices norteamericanos y por supuesto que llegaremos”, consecuentemente la experta ve "más potencial de bajada a los índices europeos que a los americanos”. Por tener una referencia del Dow Jones, “podríamos fijarlo en los 7.470 puntos” y si los rompiera al alza “podríamos ver un tímido rebote”, pero estima que “antes de ver un rebote a tener en cuenta, veremos recortes importantes”.

En el mercado continuo, Cepsa se llevó en el día de hoy un gran varapalo al cerrar con un recorte del 21,95% después de que el Santander confirmara que mantiene su mandato expreso de venta del  31,6% que posee en la compañía, una postura a la que se unió Unión Fenosa que se sumó al banco al manifestar su intención de deshacerse del 5% que tiene en Cepsa.  La analista técnico de Bolsacash cree que con esta acción “al valor se lo ponen difícil”. Técnicamente estima que “no cabe hablar de soportes, ya que hoy ha bajado mucho y con volúmenes muy reducidos y se encuentra en un rango muy estrecho".

El farolillo rojo del Ibex se lo adjudicó Abengoa con un recorte del 5,86% después de presentar resultados. El beneficio atribuible de la compañía al cierre de 2008 se situó en los 140,4 millones de euros frente a los 120,4 millones del ejercicio anterior. A la hora de tenerlo en cartera a Rafels no le llama nada la atención, pero ni éste ni ninguno porque recomienda “estar fuera en prácticamente todos los valores”. En el caso de Abengoa, “veíamos cómo esta mañana se acogían sus resultados con alegría, pero rápidamente esas ganancias se tiñeron de rojo”. Por consiguiente, Ana Rafels cree que en lo que respecta al aspecto técnico, “la pérdida de los 12 euros le empeoró bastante", por lo que "la siguiente referencia se sitúa en los 10,08 euros”. De perderlos -mantiene- "habría que tener mucho cuidado" ya que “ahí es donde tiene los mínimos marcados en noviembre y de perderlos el valor podría llegar a niveles de 8,36 euros”.

Por otro lado, después del varapalo de ayer, Acciona ganaba en la sesión de hoy al cierre un 2,56%. Aún así no entraría porque a Rafels no cree que “haya muchos valores que vayan a contracorriente del mercado”. Si "Acciona es capaz de romper los 85 euros podría tener de nuevo avances”, pero “no serán avances consistentes en el tiempo si no vemos una ayuda del resto de índices”. Por otro lado, Ferrovial se colocaba en lo más alto de la tabla al cierre de sesión tras un alza del 6,92”. La analista técnico de Bolsacash cree que “a pesar de los avances de hoy, hay que tener en cuenta que no se despega prácticamente de los niveles mínimos que vio en noviembre”. No obstante, para aquellos que estén dentro, “si pierde los mínimos de 17,65 euros sería para echar a correr”. Además, asegura que el aspecto técnico de este valor no le gusta “mientras no supere valores de 21 euros”. En cuanto al mercado del oro, Ana Rafels cree que “el oro y la plata van a tener un buen comportamiento”, por lo que advierte de que aunque asistamos a duros recortes como el de hoy “la tendencia es claramente alcista y no pensamos que se pueda revertir a la baja” así que "sigue siendo nuestra apuesta desde hace ya algunos meses".