En la operación de Abertis vemos optimismo pero tambien incertidumbre, porque cuando mezclamos cuestiones políticas perdemos la óptica de hasta donde puede llegar la operación. Romano Prodi siempre se ha mostrado favorecedor a fusiones entre países, y esto podría jugar a favor de la operación. Sin embargo, nos mantedríamos a las expectativas sin alarmarse por los descenso, porque la incertidumbre no sienta bien. El hecho de que la compañía haya indicado que defenderá la fusión, ha propiciado el cierre positivo de la concesionaria.
Sabíamos que la sesión de hoy se iba a mover a la baja, porque se confirmó la semana pasada en máximos. Hemos tenido una jornada con los precios del crudo al alza, lo que ha pesado bastante en la decisión de venta de los inversores. Pero esto responde más a una recogida de beneficios que a un cambio de tendencia.