Apertura negativa para Wall Street donde el sector financiero lastró, un día más, el comienzo de sesión. En opinión de Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa “el escenario al que asistimos desde hace meses no ha cambiado, quizás han cambiado las previsiones, que ahora son más realistas”. “Hace nada se estimaba que las amortizaciones por parte de los bancos rondarían los 400.000 millones de dólares” –explica el experto- “sin embargo ya hay estimaciones que rozan los 2 billones”. El analista apunta a que “las pérdidas de activos en valores hipotecarios y de préstamos son más importantes” por lo que los bancos “tendrán que hacer una amortización de esos activos para empezar desde ahí una nueva etapa” y “mientras eso no suceda nos moveremos en un escenario negativo”.
Para este experto el problema continúa, “no se puede hablar de que hubo un culmen con Bear Stearns” aunque “si fue un hecho que llamó más la atención porque es una entidad más conocida”, matiza, pero “estimamos que 300 entidades financieras en EEUU van a entrar en proceso de quiebra y eso saldrá a la luz, ya sea Lehman Brothers, JP Morgan o Wachovia”. Además, “ya advertimos de que los bancos de la costa oeste van a tener problemas y eso es lo que va a suceder, ahora sale a la luz pública pero es algo continuado”. El problema estriba, según este analista, en que “hasta ahora el riesgo se centraba en las hipotecas de alto riesgo que fue lo que hizo detonar la inestabilidad en el sistema financiero americano” sin embargo, “la cuantía de estos activos en los balances financieros no sería de una relevancia importante”; lo que había que vigilar es si “esa crisis se iba a extender al resto de activos financieros y nada hacía pensar que no se iba a extender a otros activos de consumo”. Ahora mismo, recuerda Castillo Montero, “el escenario se centra en el sector hipotecario pero no se habla de los créditos al consumo o de las tarjetas de crédito que tienen una situación financiera complicada”. Es cierto que “ahora mismo no se puede decir si sucederá o no con certeza” pero “hay un alto grado de posibilidades de que pase y de que esos activos tengan que amortizarse”. En cuanto a los datos negativos que llegaron hoy desde el ámbito macroeconómico (ventas minoristas y índice de precios de producción), el director de análisis establece que lo peor “viene por el lado de la inflación porque las empresas asumían los costes de inflación de la producción y de la energía sin trasladarlos al cliente final” pero “eso tiene un límite que lo estamos viendo ahora”. “El índice de precios de producción está muy alto, las ventas minoristas se reducen y la renta disponible del consumidor se reduce también –explica el experto- en economía todo está ligado a todo”. “Un proceso al alza de la inflación con una suavización del crecimiento provoca estos datos macroeconómicos”, explica Castillo Montero. La recomendación de este experto “es la misma que desde hace meses”. De momento “no hay que comprar valores ligados al mercado aunque hay activos financieros que pueden ser interesantes”. El analista se fija en “el sector petrolero ligado al vitrubio de arena, es una producción más complicada, más costosa”. Por ejemplo, “el barril de crudo costaría entre el 30-35 dólares frente a 1 dólar que es el precio del tradicional” pero “a medida que las reservas se agoten y el precio suba la producción petrolífera relacionada con la arena, que se centra en Canadá, será importante”.