Son grandes compañías que como telón de fondo tienen una tendencia bajista, pero que para el corto y medio plazo podrían aprovecharse para tomar posiciones en este nuevo impulso que ha obtenido el mercado según distintos filtros técnicos.
Se encuentran entre las acciones que no han tenido un comportamiento realmente positivo en los últimos tiempos, pero que para inversor cuyo objetivo no está muy puesto a un largo periodo de tiempo, podrían tener un aspecto interesante en virtud de obtener un rendimiento que resulte bastante apetitoso.

Por diferentes motivos, cada una de ellas con sus relativas particularidades, han mostrado un desempeño verdaderamente negativo en los últimos meses. Además, por el peso que comportan dentro del selectivo español estos valores han sumado su importante grano de arena a que el mercado haya estado descorrelacionado con respecto a otros índices europeos. Por factores internos que competen a España, como el proceso electoral, y también por la situación de su negocio y cómo les han afectado su diversificación.

Así, en base a los indicadores técnicos, se puede observar que hay varias acciones que han estado muy castigadas en los últimos tiempos y que ahora se encuentran en fase de rebote con perspectivas alcistas a corto y medio plazo: estos serían Telefónica, Repsol yBanco Santander.


Empezando por el último, sobra decir que su exposición a Brasil y la duro varapalo que supone para sus márgenes la aplicación del QE y de los tipos de interés en niveles de mínimos históricos. Por el contrario, estos traspiés que podrían seguir en el largo plazo, puede no tener su reflejo en el medio plazo. De hecho, los filtros técnicos consideran que su tendencia es alcista, mientras que su volatilidad se reduce, por lo que podría ser interesante para tomar posiciones aprovechando su último repunte.



Banco Santander indicadores técnicos


Es el mismo caso que Repsol. A los inversores no le sentaron especialmente bien sus cuentas y sobre el valor sigue pesando la constante caída que vive el precio del petróleo. Pero a nivel técnico puede ser una acción interesante para el medio plazo. Según los expertos sólo el negocio de las gasolineras ya daría un valor a sus títulos de 10 euros. Un nivel que hasta ahora ha funcionado como soporte.


En este sentido, si nos dejamos guiar por nuestros indicadores técnicos, observamos que el Repsolse encuentra en fase de rebote, mientras que su tendencia a medio plazo, en efecto, es alcista. Pese a que prácticamente todos los aspectos sobre la acción se encuentran en negativo, se evidencia el rebote sobre la acción y el aumento del volumen a largo plazo.



Repsol Indicadores técnicos


En último lugar, no dejamos de lado a Telefónica. La operadora es otra de las compañías que viven muy de cerca la recesión del país carioca y que en gran medida se ve lastrada por ella en el terreno bursátil y fundamental de sus operaciones. Pese a ello, centrándonos en el aspecto técnico, los filtros de la zona Premium consideran que se encuentra en fase de rebote y que a medio plazo su tendencia es alcista.


Telefónica Premium


En un entorno de mercado en el que la Reserva Federal norteamericana ha terminado por calmar las aguas después del incierto comienzo de semana, se podrían pescar estos grandes valores, con niveles de ingresos consolidados, para optar por compras para el medio y el largo plazo. Sin riesgo nunca hay gloria.



QUIZÁS LE INTERESE LEER: Oportunidades de inversión en los sectores más castigados