Cuando no se sabe quién vencerá en el litigo por YPF entre Argentina y España, la cotización de la petrolera ya recoge cualquier cambio en su cotización “está todo descontado del precio. Hemos hecho cálculos y, si le quitan YPF o le pagan algo, ningún precio sale por debajo de lo que está cotizando ahora”, reconoce Víctor Peiró, director de análisis de Bankia Bolsa.
El mercado español sigue cotizando con una gran divergencia respecto a los índices europeos. “Y seguirá siendo así pues no hay ninguna noticia en nuestro país que de más optimismo. El mercado está esperando la aprobación definitiva de los presupuestos generales del estado por lo que nos quedan meses de esperar y ver en el mercado español”. Quizás haya una excesiva divergencia que se puede reducir pero más por la toma de beneficios en otros mercados que por las subidas en el español.

Estados Unidos sigue siendo donde se puede mover el inversor más tranquilamente porque tiene las empresas más globales. Sin embargo, la parte de crecimiento llegará de Asia y eso seguirá siendo así “aunque China crezca un 7.5% sus ventas se verán perjudicadas”.

En las materias primas habrá cierta estabilidad. El petróleo se moverá entre los 115-125 dólares por barril y “por un lado tenemos escasez estructural de las materias primas o escasez de la demanda por parte de China y por otro, tenemos un enfriamiento en las economías desarrolladas”.