Telefónica presenta una figura de presión compradora que la impulsará hacia un movimiento lateral o alcista a corto plazo, similar al que caracteriza a Endesa que puede atacar los 27,10 euros/acción para protagonizar fuertes ascensos, siempre condicionado por las noticias. Santander, en la misma línea, romperá al alza superando los 11,50 para iniciar fuertes subidas.
A pesar del goteo a la baja, la situación no es mala en el mercado que mantiene un soporte en los 11.740 puntos confirmado por los valores de peso. De hecho, es posible que veamos una ruptura al alza.