La principal bolsa del mundo abre sus puertas con recortes tras la jornada de ayer en la que Alcoa abría la temporada de resultados. Además, Bernake, presidente de la Fed, hacía hoy un llamamiento para tomar más medidas para reactivar la economía. En opinión de Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada, es una sesión “en la que podemos esperar muy poco”. Asegura que “seguimos en el mismo tono que en 2008”, tras el mal dato del paro del viernes y las malas expectativas y resultados del cuarto trimestre del pasado año, dice que “no somos capaces de romper ese 906 que llegamos a tocar a principios de año”. En una jornada de pocas noticias, el analista señala que “desde el punto de vista macro hemos tenido el dato de déficit comercial –que registró en noviembre su mayor descenso en 12 años- y el discurso de Bernake, presidente de la Fed, cuyo objetivo es mantener la curva americana en tipos bajos para apoyar al mercado inmobiliario y facilitar el acceso al crédito”.
Respecto a las expectativas a futuro, asegura el experto que las próximas medidas como el paquete de estimulo fiscal de Obama o las de Bernake por parte de la Fed, buscarán neutralizar “los datos de empleo, el ratio de deuda del sector privado sobre el PIB y por otro lado, la destrucción de riqueza”. Por lo tanto señala Escribano que estamos en un entorno “de malos resultados en el cuarto trimestre y expectativas bastante bajas”.


En relación al discurso de Bernake, donde aseguraba que a la Fed le quedan instrumentos para combatir de la crisis, una vez agotadas las medidas en política monetaria, el experto asegura que la Fed “puede inyectar mucha liquidez al sistema para reactivarlo a través, por ejemplo de la recompra de activos, para dejar el desapalancamiento”. Evitar este desapalancamiento, dice el director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada, “es la principal función por parte de la Fed en este momento”. También, el experto, corrobora las palabras de Bernake de que “es fundamental ayudar al sector financiero”. Ya que asegura que en este sistema capitalista “si los bancos no vuelven a hacer sus funciones de prestar es imposible que esto arranque”. 

En el plano empresarial, además de los profit warning en el sector tecnológico, ayer Alcoa hacía públicos sus resultados. Con independencia de que ya había preanunciado sus perdidas hace una semana, ha entrado en “perdidas de 18 centavos”, añade el experto. No obstante, señala que “no sólo está ocurriendo en el sector de las materias primas sino también en el industrial”. En este sector, el experto asegura que le preocupa lo que pueda suceder con General Electric porque “tiene un triple rating A y el problema es que uno de los catalizadores negativos que podría entrar en la bolsa sería que S&P se lo bajase”.

Respecto a las recomendaciones a corto plazo, Diego Escribano advierte de que hay que “tener prudencia”. Advierte que hay que “tener mucho cuidado con el sector petrolero de integradas”. Tanto en Europa con “Total, como en EEUU, con todas las integradas, ya que con barriles por de bajo de 37 dólares, es difícilmente sostenible los dividendos que están dando en estos momentos”. Para aguantar estos dividendos, asegura el experto, según un estudio de analistas del mercado, “tendría que estar en niveles por encima de los 50 dólares”. Por lo que recomienda “mucho cuidado con invertir en compañías con altos dividendos, ya que muchas de ellas probablemente recorten a la mitad o algo más”.