Wall Street se despierta con ligeros repuntes después de que ayer los índices estadounidenses cerraran sus puertas en niveles no vistos desde hace más de una década. A Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada no le sorprendieron las cotizaciones del día de ayer ya que “llevamos semanas diciendo que tenemos que testar mínimos de noviembre”. Para este experto financiero “tanto verlo desde un punto de vista técnico de los 740 puntos ha hecho que al final terminemos yéndonos donde todo el mundo pensaba que teníamos que ir”. La atención del mercado estará en el día de hoy en el Congreso ya que está previsto que comparezca el presidente de la FED para hablar del sistema financiero. 
Entre las noticias empresariales de la jornada destacan las ayudas que ha pedido AIG porque podría anunciar pérdidas por valor de 60.000 millones de dólares después de que ya el año pasado hubiese recibido dos ayudas por parte del Gobierno. El experto asegura que “no dejarán caer, al menos entre los grandes, a ninguno más”. Por lo que admite que es verdad que “están en negociaciones la aseguradora y el Gobierno para ese plan de rescate que ya sería el tercero en menos de cuatro meses, recordando que el primero fue un préstamo de 60.000 millones de dólares y un segundo de 40.000 millones de dólares en acciones preferentes concedido hace poco tiempo”. Obviamente la justificación de este rescate, -explica el analista- sería por “esas perdidas que podría anunciar por valor de 60.000 millones de dólares”. Por consiguiente, cree que “deben de seguir apoyando a la aseguradora”.

Además, dice el experto que probablemente también deberán apoyar “parcialmente al sector del automóvil, que es uno de los sectores que también necesita financiación a corto plazo”. No obstante, el director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada anuncia que “lo importante vendrá a partir de mañana, cuando el Gobierno norteamericano someterá a veinte bancos a los stress-tests(test de viabilidad) ". Con el fin, según el experto, “de comprobar si están bien capitalizados de cara a una recesión peor de la que se espera, tal y cómo se está haciendo en la actualidad en el Banco de Inglaterra con sus principales bancos”. 

Aquí veremos, matiza el experto, “si podrían ser un catalizador estos stress-tests, dado que podrían producirse sorpresas en cuanto a la capitalización actual de unos bancos u otros”.  No obstante, el experto asegura que de momento, “desde el punto de vista macroeconómico, hasta que no veamos un repunte en el sector de la vivienda, una mejora del mercado laboral y una menor dificultad al acceso de crédito no se producirá una mejora de la confianza del consumidor -cifra que va a aparecer hoy y que no creemos que vaya a ser muy benigna"-. Ya que insiste en que “no esperamos una recuperación consolidada de la confianza del consumidor por estos datos anteriores”.

En cuanto al sector de las minoristas, Home Depot anunció hoy una pérdida de 54 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2008 con una contracción en las ventas del 17%. El experto cree que “el consumidor no está ahora apoyando absolutamente nada”. “Estamos en un periodo de recortes de costes en las empresas, de gastos, de presupuestos y de echar a gente a la calle”. Quizás, admite el experto “que esta previsión de que te echen a la calle es la que hace que aumente el ahorro y por lo tanto es bastante normal en esta tendencia”. También, apunta el experto que “en los beneficios por acción hemos visto una caída muy fuerte en el último mes y medio”. No obstante, Diego Escribano cree que “en niveles de 740 puntos debe de aguantar el S&P 500”, aunque advierte que veremos jornadas de “muchísima volatilidad entre los 740 y los 780 puntos”. Por lo tanto desde el punto de vista trading, “habría alguna posibilidad pero no cómo para tenerlas como principio de una recuperación”. Para esto, “habrá que ver más luz o un catalizador más consistente”.