Juan Ignacio Crespo, director europeo de Thomson Reuters, se muestra muy preocupado por los altos precios de las materias primas que recuerdan a la situación vivida en el verano de 2008.

Juan Ignacio Crespo deja algo de lado los datos del PIB español conocidos esta mañana que, dice en declaraciones a Radio Intereconomía, 'van en la línea que se esperaba. Pero a mí me preocupan las materias primas porque puede ser indicio de que estuviéramos en una situación similar a la de julio de 2008.'

No es la primera vez que Crespo muestra su preocupación por el elevado precio -y volatilidad- de las materias primas. 'Lo primero que hace uno es pensar en julio de 2008 que es cuando se produjo el proceso de recorte de las materias primas, además, coincide con la subida de tipos por parte del BCE y la debilidad del dólar. Hasta que pasen unos meses no sabemos la trayectoria que seguirá el dólar. Lo cierto es que esa volatilidad tan fuerte en el terreno de las materias primas recuerda al 2008 y no sé hasta qué punto puede aguantar la economía esos precios. Se parararía el crecimiento mundial. El impacto sobre el consumo puede ser muy negativo, aunque la situación no es tan grave como en 2008 porque los tipos de interés están mucho más bajos. Hay señales de alarma, pero no tantas.'

Para prevenir cualquier situación de crisis, hay que vigilar, según Crespo, 'la situación de las monedas, cómo está el dólar, y a vigilar también los datos de consumo de las familias. Los buenos datos de consumo en Estados Unidos son buenos, pero hay que tener en cuenta que la mayor parte se la llevaba la subida de precios de la energía.'