Las caídas que hemos visto en la última semana no sólo nos muestran que aparte de ser espectaculares “han provocado un cambio de tendencia en los mercados de renta variable, tanto europeos, americanos como emergentes”, reconoce Joan Cabrero, analista y asesor financiero de Bolságora.

Dicho esto, “y teniendo en cuenta que hemos pasado de una tendencia alcista a una bajista, el Ibex 35 no tiene nada en los 8.000 puntos. Po debajo de los 9200 se confirma la tendencia bajista y ya hemos visto lo que ha provocado”. Cabrero admite que “a día de hoy, la única zona de soporte que podría frenar las caídas es la zona de 7300 puntos. El mercado podría haber frenado ya pero con este entorno habría que dejar que los precios se muevan a la baja, y habrá un momento en que tengamos pistas de que hemos visto un suelo en el corto plazo”.

Banco Santander. El valor hace varias semanas que venimos vigilando la zona de soporte clave – 6.60 euros - un nivel que provocó meses atrás una reacción alcista casi del 50% y posteriormente su alcance volvió a frenar la presión bajista. Si en dos ocasiones había aguantado bien el envite bajista sabíamos que si se perdía esa zona el mercado nos estaba mandando un mensaje de que algo estaba cambiando. “Perdidos los 6.60 euros, cabe encontrar en este nivel una resistencia a alcanzar en el próximo rebote”. Una vez perdido este nivel, no vemos ningún soporte hasta la zona de 5.50 euros.

Exactamente igual ve a BBVA. La pérdida de los 6.60 euros provocó la pérdida de cualquier tipo de posibilidad de reestructuración alcista en el banco. La entidad no tiene un soporte digno de destacar hasta los 5 euros “y por debajo del mismo, el mercado estaría poniendo el punto de mira en los mínimos de marzo de 2009 que no descartamos que pueda visitarlos”.

Telefónica ha alcanzado los 13.50 euros y lo lógico es que desde esta zona logre un rebote. Si pierde este entorno lo mejor es vender “porque estamos en una situación de mercado en que no nos podemos fiar y que le podría llevar a 13 e incluso 12 euros”.

Deoleo. Es un valor bajista en todos los plazos de referencia “es un título que jamás lo tendríamos en cartera por lo que la recomendación es muy clara, a no ser que quiera aprovechar las caídas”.

Banco Valencia. Soporte psicológico en 1 euros. Vender porque igual se lleva un susto. En el año 1992 el valor cotizaba en 0.27 euros, ahora está en un euro y simplemente está a precios del año 98 pero ¿quién nos dice que se puede ir a precios de 1995?

Tendencia bajista principal y entender que eventuales rebotes serán vulnerables y previos a mayores caídas. Aprovechar rebotes no sólo para no comprar sino para deshacer posiciones.