El Ibex retoma la senda alcista después de que ayer casi todos sus valores se quedaran en números rojos y las principales plazas mundiales cayeran en picado. Ante esta situación, Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego dice que “después de las fuertes bajadas vividas en las sesiones del lunes y el viernes por los datos macroeconómicos que repercutieron en negativo, parece que el mercado está encontrando un cierto suelo en el corto plazo para esta semana”.
Este experto analiza que “hoy los 10.600 puntos han sido el soporte y, a partir de ahí y después de los buenos datos, tanto del ZEW alemán, como algunos datos positivos en cuanto a IPC en EE.UU., han hecho que el Ibex aguantara estos niveles y pudiera cerrar por encima de los 10.700”. Querol considera que los puntos de apoyo del selectivo español esta sesión han sido “el Banco Santander, que tiene una buena revalorización después de las fuertes caídas de la sesión de ayer, y otros bluechips, como Telefónica, que también ha llegado a subir más de un 1%”.

Después de varias jornadas subiendo desorbitadamente, parece que los accionistas de inmobiliarias han comenzado a recoger beneficios. Según Damián Querol éste “es un sector que ha estado plano desde hace 3 ó 4 meses y todos estamos a la expectativa de las refinanciaciones de deuda que son enormes y necesarias antes de que el sector pueda evolucionar en positivo”. En cuanto a la tendencia de este sector, el experto cree que “puede haberse tocado suelo en la venta de viviendas y, por tanto, quizás tengamos datos más positivos en el futuro”. “Estos datos positivos –continua el analista- la bolsa tiende a anticiparlos y, por ello, habría podido provocar esas alzas”. No obstante, avisa de que “debemos ser muy cautos porque se trata de valores con un freefloat muy escaso, por ejemplo, Metrovacesa hoy ha estado casi plana por el comportamiento de ese freefloat y, por otra parte, Realia o Reyal Urbis, han seguido subiendo de forma significativa por su escaso freeflow y por las refinanciaciones de la deuda que se espera de ellas”.

Después de que ayer OHL fuera el farolillo rojo del Ibex35, hoy, por el contrario, lo lidera. De esta compañía Querol comenta que “ha tenido un comportamiento extraordinario desde mínimos de mercado, unas revalorizaciones de prácticamente el 80% desde los mínimos alcanzados en marzo y tiene una beta muy superior al Ibex35, por lo cual, en las caídas, como vimos ayer, cae mucho más que el Ibex, pero, en la recuperación del continuo, ha tenido un muy buen comportamiento con alzas del orden de 4,85% hasta 18,26 euros”. Además, dice que “es significativo comentar que, desde el máximo que tocó el 11 de agosto (20 euros), ha tenido retrocesos, precisamente para consolidar esos niveles y, a la vista de la situación del Ibex35 en la presente sesión, también ha podido conseguir ese rebote más o menos significativo”. No obstante, desde Banco Gallego se declaran “bastante cautos con este tipo de empresas muy cíclicas, sobre todo en el corto plazo y después de las fuertes alzas. Esperamos que la semana siga siendo ligeramente positiva para los datos macroeconómicos y aprovechar éstos para comenzar a deshacer posiciones de estas empresas más cíclicas y más afectadas por cualquier dato negativo que pudiéramos conocer en el futuro”.

Recomendación:
Desde Banco Gallego se declaran partidarios de “reducir la ciclicidad de la cartera, a pesar de que, en los próximos días, puedan seguir subiendo estas acciones, influenciadas por datos macro positivos y su mayor beta con respecto al Ibex35”. No obstante, consideran que hay que “ir realizando ventas pausadas a la espera de un retroceso del mercado”. Además, Querol aconseja que “para cubrir los riesgos que podríamos tener en la parte de renta variable, seríamos partidarios de tomar alguna posición en Eurodólar con un stop ceñido en 1,45 unidades, comprando dólares a la expectativa de que la aversión al riesgo aumente y, por tanto, podamos beneficiarnos”. En este mismo sentido, también dice que “se podrían tomar Yenes o aumentar la duración de las carteras de renta fija, pero, todo ello, pensando en las próximas 2 ó 3 semanas que, después del repunte que quizás tengamos en estos días, podamos empezar con los retrocesos y, por tanto, estar preparados para que nos coja con la cartera menos llena en cuanto a valores cíclicos”.