“El ánimo del mercado se sostiene en que los escenarios más pesimista que había antes se han eliminado de un plumazo con la actuación de los bancos centrales”.

“Ahora la gente se está fijando en las señales como la mejora cíclica de la economía estadounidense, que debería corroborarse hoy con los datos de ADP. Esto hacer pensar que algunas economías podrían estar en una fase más optimista. En cambio, en Europa, el optimismo que trajo el discurso de Draghi diciendo que haría lo que fuera por el euro, no tienen el mismo efecto ya y el tono no es tan optimista”.

Aún así, “seguimos a favor de tomar riesgos. La bolsa es el activo de este año”.

“El dólar ha caído lo suficiente para tomar posiciones largas por debajo del euro. La mejora procíclica de EEUU y el sentimiento no tan bueno hacia Europa nos hace pensar en que tiene más recorrido”.


Declaraciones a Radio Intereconomía