Tras revalorizarse un 16% en las tres últimas semanas, las acciones de la compañía podrían corregir hasta los 13 euros, momento en el que sería oportuno comprar, ya que su precio objetivo se sitúa en los 18,2 euros

La recuperación desde los mínimos de febrero ha sido poderosa, del 16%, llegando al área de 15€, donde presenta una zona de resistencia complicada. Entre 15- 15,4€ ha venido formando un proceso lateral en las últimas sesiones, apuntando de nuevo a un proceso correctivo durante las próximas semanas. Esperaríamos una vuelta a niveles de 13€, donde marcara mínimos. De cara al medio plazo las correcciones a los mínimos de febrero parecen buena oportunidad de compra, en base a la confianza del consenso de analistas, que viene subiendo el precio objetivo del valor a pesar de las caídas de diciembre.



Recomendación: Venta a corto plazo