Ofelia Marín, directora de inversiones de Banca March, recomienda invertir en las petroleras ante el previsible aumento de la demanda tras la catástrofe de Japón y la moratoria sobre las nucleares.


En declaraciones a Radio Intereconomía, Ofelia Marín, directora de inversiones de Banca March, asegura que se debe hacer "un ejercicio de humildad, puesto que es muy difícil acertar con las divisas. Niveles de entorno a 1,40, preferiblemente 1,42, son niveles en los que tenemos que ganar comprando dólares. Sobre si va a ir al 1,50, pensamos que no. ¿Hasta dónde puede irse? Giran entorno a 1,20 dólares por euro".

Marín apuesta por las petroleras para las próximas semanas "porque ya estaban bien posicionadas antes del desastre en Japón y esto les ha hecho estar incluso mejor. La posible prórroga de las nucleares en algunos países, hará que aumente la demanda con una oferta limitadísima y esto asegura beneficios altos para las petroleras. Además, no ha subido mucho”.

Y en cuanto a los grandes valores, Ofelia Marín se refiere a BBVA y Santader. “Los dos grandes bancos españoles, Santader y BBVA, se encuentran en el sector más penalizado del Ibex 35. Parece un precio barato para bancos –según como cotizan ahora-. Los dos grandes bancos españoles se mueven mucho con la percepción de deuda sobre España, en las últimas semanas ha habido una especie de relajación con el diferencial y esto tiene un impacto inmediato en los grandes bancos del Ibex, porque ellos necesitan financiarse porque les afecta mucho a cómo esté el precio del dinero y también tiene carteras de bonos, luego son muy volátiles a ese diferencial de la prima de riesgo española”.

Respecto al grupo Inditex, a la espera de conocer mañana sus resultados, Marín apuesta por que "seguirá teniendo un año excelente. Con unos márgenes muy fuertes y ventas que gracias a la externalización se recuperarán. Es un valor que bien merece un voto de confianza, también es verdad que la cotización ha ido paralela al crecimiento del beneficio. El reto es saber si seguirá creciendo a este ritmo. Ahora el punto de mira está sobre Asia y esto le podrá merecer repuntes en su cotización”.

Menos optimista se muestra con Gas Natural Fenosapara que asegura que "no sopla el viento a favor". “Lo que tiene este sector es que es fácil de predecir sus ingresos, pero en última instancia dependen del Gobierno. Son sectores también con su deuda y en este contexto de previsible subida de tipos. No hay que tener miedo, pero no será un sector de los que más disfrute de un movimiento al alza.”

Y cerramos por el sector de la alimentación donde la analista se inclina por las grandes multinacionales frente a otras más pequeñas como SOS que, según Ofelia Marín, "es una compañía en que la cotización no engaña. SOS no es lo que fue y hoy su objetivo no es tanto crecer, sino sobrevivir y lo está haciendo en base a una enorme ampliación de capital que se ha hecho entorno a 0,50 ó 0,60 euros. Es una compañía que tiene que luchar con las ventas de activos que ha tenido que hacer para salvarse, la deuda y dentro del sector de la alimentación, preferimos empresas multinacionales como Danone”.