La semana ha estado marcada por los acontecimientos en Crimea y uno de los principales afectados por la búsqueda de activos seguros ha sido China.
Según el informe semanal que hace la consultora EPFR, durante la pasada semana se han producido una salida de fondos de China que ha marcado récords históricos. En total, los fondos de renta variable del gigante asiático han perdido 1.500 millones de dólares que han ido a renta variable europea y a bonos. También han resultado fuente de salidas algunos países del Este de Europa y Rusia.

En total, los fondos de renta variable recibieron entradas netas por un importe de 9.100 millones de dólares. Los flujos que van a fondos especializados en dividendos han tocado sus máximos desde el segundo trimestre del año pasado. Los fondos de bonos se llevaron 3.460 millones de dólares, mientras que las salidas de fondos monetarios totalizaron 31.800 millones de dólares.

De nuevo los países de la periferia europea consiguieron recibir dinero – Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España-. Y aquellos que buscan alternativas regionales a China, llevaron dinero –no mucho- a fondos de renta variable en India y en Corea.  En total, la llegada a Italia alcanzó récords y España recibió 170 millones de euros en esa semana.

Fondos en Europa EPFR


Mercados emergentes

La pasada semana los fondos de renta variable emergente sufrieron salida de fondos de vigésima semana consecutiva, lo que supone un récord histórico. A esto ha contribuido la anticipación a que la Reserva Federal volvería a recortar el dinero dedicado a comprar bonos soberanos y MBS en 10.000 millones de dólares. Pero no sólo eso. En EPFR apuntan que la crisis en Crimea y el aumento de las incertidumbres sobre la economía China también han contribuido.

De nuevo los fondos de Asia (sin Japón) experimentaron la mayor salida de dinero en cantidad, mientras que los fondos de renta variable de Latinoamérica sufrieron las mayores redenciones como porcentaje de los activos bajo gestión (AUM).

En la región EMEA los fondos de renta variable vieron salidas en Rusia y la Europa emergente, mientras que Polonia y Turquía recibieron entradas.

Por su parte, los fondos de renta variable latinoamericana lo han vuelto a pasar mal tanto por los temores que proceden de China y por la cada vez menor tolerancia de los inversores a algunas prácticas políticas en la zona, apuntan desde EPFR. Un dato: en las últimas 50 semanas, estos países de forma conjunta, sólo han registrado entradas de fondos en 5 veces.

Fondos en Latinoamerica


Países desarrollados

La entrada de dinero en fondos de renta variable europeos y japoneses repuntó la pasada semana, extendiendo así su mayor racha de ganancias desde julio y agosto el año pasado. Por su parte la llegada a fondos de renta variable estadounidense ha alcanzado máximos de 21 semanas.

En Estados Unidos la mayor parte de dinero llegó a través de ETF’s, que supusieron alrededor de un 95% del total del nuevo dinero. Según EPFR los inversores buscaban vehículos que favorecieran estrategias mixtas dentro de compañías de mediana y gran capitalización.

Sectores

Los fondos de materias primas extendieron su mejor racha de entradas de dinero desde el cuarto trimestre de 2012, con los fondos que invierten en oro acaparando casi la mitad de todo ese nuevo dinero.

Por su parte el sector industrial marcó salidas netas; algo que ha ocurrido en siete de las últimas ocho semanas.

Los expertos de EPFR señalan que las elecciones de los inversores sugieren un perfil más defensivo con tendencia a invertir en infraestructura, telecomunicaciones y utilities. Este último ha alcanzado entradas netas récord en un periodo de 35 semanas.

Bonos

Los fondos que invierten en bonos de países emergentes, Asia Pacífico y fondos que actúan como protección a la inflación han sufrido salidas. Mientras tanto, Europa, los high yield, Estados Unidos y los bonos convertibles han recibido dinero durante la pasada semana.