Javier Barrio, responsable de ventas de BPI, comenta que “Grecia vuelve a ensombrecer la bolsa europea, especialmente a los bancos, los que arrastran el mercado. Ha sido una jornada bajista pero, es que, desde comienzos de diciembre hemos tenido una tendencia lateral alcista”.

Pero no sólo Grecia pone en alerta al mercado. “En España no somos ajenos a la situación. Nuestras tasas de paro son insostenibles. El anuncio de establecer un límite del déficit del 5,8% para este año ha sido mal interpretado por los inversores extranjeros, pero yo creo que es un límite razonable”.

Los bancos españoles sufren caídas muy severas, “pero tenemos que entender que la subida de la prima de riesgo se traslada a las cotizaciones. A pesar de que pueda tener una remontada puntual, es un sector complicado y lo va a seguir siendo este año y el próximo, por lo que es mejor estar fuera”.

“Niveles de 21 puntos del VIX están dentro de un entorno alcista. Hasta que no llegue a niveles de 30 no podemos hablar de miedo o pánico”.

De las barras de liquidez del BCE a los bancos europeos, el experto dice que “el problema es que esto no se traduce en créditos a familias y empresas. Sirve para que se limpien los balances de los bancos y, al final, el BCE se está quedando sin balas, pues sus inyecciones tampoco han servido para mejorar la economía real”.

Dentro del sector energético, el experto da su voto a favor de “Enagás y, a pesar de que las eléctricas van a ser penalizadas por los cambios regulatorios que ponga en marcha el gobierno, los precios actuales de Iberdrola son apropiados para entrar con objetivo en 5,55 euros. También Repsol está a precios muy razonables para comprar”.


Declaraciones a Radio Intereconomía