Wall Street abre en negativo al calor de las palabras del FMI que anunciaba que los activos tóxicos de la banca podrían alcanzar los 4 billones de dólares –casi el doble de lo estimado en un principio-. Para Diego Escribano, dtor. de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada es probable que las caídas de hoy se estén dando por este tema, pero también se deben a la llegada de la Semana Santa porque "todos quieren recoger sus beneficios después de una subida en torno al 25%”. 
El experto asegura que “replegar velas a la espera de los resultados empresariales de la próxima semana es lo más prudente”. Aunque hoy ya hará públicos sus cuentas Alcoa, apunta a que “los de la próxima semana nos interesan mucho más”. En el sector financiero serán cuatro las entidades que harán públicos sus resultados y “nos darán una visión de cómo ven el segundo trimestre”. El dtor. de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada matiza que esos resultados “nos van a dar una visión cortoplacista para justificar nuevas subidas a ese 870 puntos del S&P, o bien, -como pronostican todos los analistas técnicos- para volver a testar niveles de 770 ó 730 puntos y luego volver a retomar la senda alcista”.

En cuanto al sector financiero, Diego Escribano afirma que hay una incertidumbre sobre esos activos tóxicos por lo que, tendremos que esperar a los resultados de estas cuatro grandes entidades para aclarar un poco este escenario. El experto añade que probablemente las próximas semanas, “serán claves en este año”. Otro sector que no da tregua y vuelve a centrar las miradas del mercado es el automotriz. En concreto, General Motors vuelve a salir a la palestra, después de que Bloomberg haya dicho que la automovilística ha acelerado sus preparativos para una posible bancarrota. Escribano cree que el tema de una reorganización “es necesario e imperante”. Este hecho dice “estar bastante descontado por el mercado”. En este sentido, señala que “vemos que no caen mucho más que el mercado” por lo que no es el motivo de las caídas de los índices en el día de hoy, sino que éste sería “el tema de los activos tóxicos, su valoración y la visibilidad de los bancos”.

En cuanto al escenario, el experto asegura que “hay una mayor estabilidad y optimismo”. Insiste en que lo que está haciendo la bolsa hoy es “recoger beneficios que han entrado por la llegada de la Semana Santa y debido a la espera de los resultados de la próxima semana”.

En cuanto a las recomendaciones, Escribano apostaría por esperar a los resultados de las cuatro grandes entidades para tomar posiciones en la renta variable. Matiza que con la fuerte infraponderación que hay en renta variable a nivel mundial, “si la próxima semana hay catalizadores que aporten una mayor esperanza y que nos indiquen que el 9 de marzo vimos el mínimo”, a poco que se incrementen las carteras “es suficiente para atacar niveles de 870 puntos, o bien, técnicamente apuntar a los 940 puntos”. Para finalizar, recomienda “aprovechar el momento para comprar pero con visibilidad y no solamente por motivos especulativos”.