Jornada de recortes para la renta variable española –hoy cedió un 1,34% hasta los 11.176,50 puntos- y van dos consecutivas. Sobre la mesa, las dudas que genera el plan de rescate financiero de Bush pero también la recogida de beneficios tras la subida vertical del pasado viernes. “Hay que poner en contexto tanto la caída de hoy como la de ayer tras la jornada hiperalcista del pasado viernes”, comenta Mariano Sancho, director de Mercados de Riva y García que señala “que tengamos una recogida de beneficios en dos días del 3,34% cuando el viernes subimos casi un 9% entra dentro de los parámetros lógicos del mercado”. Una recogida de beneficios a lo que hay que unir “las dudas que se empiezan a sembrar sobre el plan de rescate de Bush que lleva a los gestores que operan en el corto plazo a recoger beneficios”, indica este experto.
Dudas entorno al plan financiero de Bush que pone en la picota de nuevo a los bancos españoles y en especial al Santander que hoy volvió a firmar una jornada a la baja con una caída del 2,69%. Un valor que está siendo penalizado por el mercado “por el voraz apetito comprador que está mostrando”, explica el experto financiero de Riva y García. Apetito voraz tras la adquisición de A&L, la aproximación al Postbank, rumores de adquisición del Banco de Irlanda y en Estados Unidos, con la posibilidad de comprar Washington Mutual y que no hacen sino poner al valor “bajo los ojos de muchos gestores que ven que este maremagnum comprador es excesivo para el momento actual que vivimos”, explica el director de Mercados de Riva y García. Aún así, dice este experto, “el Santander tiene liquidez y quiere aprovechar las oportunidades. Botín en momentos excepcionales toma decisiones excepcionales y eso, gusta más o menos a la comunidad inversora”. Eso sí, dice Mariano Sancho, “Santander con el tamaño que tiene y la exposición que tiene está sufriendo un castigo excesivo, pero ahora está en el punto de mira de más de un gestor que recela como decimos de este apetito voraz, después, además, de que el año pasado comprase el ABN Amro”. Según este experto, “en estos momentos, se pone sobre la balanza lo bueno y lo malo y parece que pesa más lo negativo”. Y junto a las financieras, las empresas del ladrillo que hoy lideraron los descensos del Ibex. “Nosotros recomendamos prudencia en el sector”, comenta Mariano Sancho quien cree que “la corrección que se ha visto en este sector puede continuar. Mientras que no se vea una visibilidad del final del proceso correctivo, es mejor estar al margen de estas empresas” y eso que este experto distingue entre ellas ya que “tanto Ferrovial como Acciona tienen poco peso en el sector constructor y se han convertido en empresas de servicio (…). En conclusión –asegura Sancho- el mercado las castiga en exceso por lo que tenían en el pasado y no se ve lo que tienen de bueno ahora”. Fuera del Ibex, destaca la subida vertical de Aguas de Barcelona que firmó una revalorización en el día de hoy superior a un 15%. “Se trata de un valor defensivo”. Según explica Mariano Sancho “puede que el proceso que se vio durante el último año de una adquisición podría haber renacido ahora como revulsivo”. Para este experto nos encontramos con “un valor que no tiene que verse penalizado y esa adquisición que queda pendiente por parte de La Caixa, Suez y Criteria, debería ponerse en valor”. Además, la subida de hoy podría explicarse “por las ventas a corto que se han producido después de la normativa de la CNMV que regula precisamente las ventas a corto”. En cuanto a las recomendaciones, este experto recomienda “paciencia y prudencia porque es lo único que nos queda” y es que, incluso valores que habían servido como refugio, caso de Telefónica, están cayendo en estos momentos. “Creemos que hay que estar en valores de mayor capitalización, pero en estos momentos estaríamos a la espera de ver cómo se clarifican los últimos acontecimiento y ver los toros desde la barrera”.