Los mercados siguen esperando una reacción contundente en forma de reformas; mientras tanto siguen las presiones en deuda y renta variable.
El mercado, según el experto en declaraciones a Intereconomía Radio, “no confía en que España vaya a adoptar las medidas de manera eficaz o rápidamente.” Con todo esto las entidades bancarias siguen presionadas y perdiendo, como ayer un 4%; un escenario que con el bono español presionado como va a estar en las próximas semanas puede tener continuidad.
 
La cita clave, asegura el analista, será el 16 ó 17 de diciembre cuando, por el tratado de Lisboa se aprueben los términos definitivos del plan de rescate. “Un plan mucho más robusto en el que las entidades privadas también tengan que participar.”
 
Alemania tiene que apoyar el plan de rescate con un 27%, por lo que introdujo la idea de las aportaciones privadas.
 
España, según nuestras estimaciones puede aguantar, lo que es bueno y es malo. Bueno porque nuestro déficit continúa a la baja pero malo porque de esta manera se siguen tensionando los bonos españoles, que según las estimaciones de las que habla el experto, podría aguantar “hasta un punto y medio más de presión en la rentabilidad.”
 
Hay que tomar medidas ya, si rompemos esta cota en el bono del 5,5%, nos encontraríamos en una situación muy grave. “La línea roja en la prima de riesgo estaría en los 325 puntos básicos.”
 
A corto plazo nuestra recomendación es no entrar en el sector financiero hasta que se relaje la situación con los bonos de deuda.