Si hay algo que diferencia especialmente a los billonarios del resto de los mortales es su aplomo –y su dinero- a la hora de afrontar una fuerte corrección de las bolsas. Mientras que la mayor parte de nosotros pensamos en salir corriendo ellos hacen virtud de la necesidad y optan por aprovechar para ir añadiendo posiciones a su cartera.


Recientemente la publicación Motley Fool ha publicado un artículo en el que explican cómo dos gurús de los mercados y, por supuesto, propietarios de un patrimonio formado por miles de millones de dólares, actúan en estas situaciones.

1- No siga a la manada: Recuerdan en el artículo el refrán de “compra barato y vende alto”, y advierten que la realidad a veces es muy diferente. Normalmente cuando la bolsa sube todo el mundo compra y es entonces cuando se encarece. Por el contrario cuando comienza a caer, los inversores suelen salir en masa y eso es lo que provoca los desplomes.

Explican en la publicación que esta es la razón por la que “el inversor medio ha conseguido una rentabilidad media de un 2,5% al año en bolsa en los últimos 20 ejercicios. Si hubiera puesto su dinero en un índice ligado al S&P 500 hubiera conseguido rentabilidades cuatro veces superiores”, dicen.

Uno de los consejos más famosos de Warren Buffett es ir totalmente en contra de la corriente y “volverse avaricioso cuando otros tienen miedo y miedoso cuando los otros son codiciosos”. Quizá por eso hace unas semanas decía que “le encantaban los días en los que la bolsa caía!

Explican en el artículo que Buffett invirtió, por ejemplo, 5.000 millones de dólares en Bank of America en 2011, en plena onda expansiva de la crisis financiera, y ha logrado triplicar su inversión.  

Por su parte, Carl Icahn entró en Netflix en 2012 y su valor desde ese momento se ha disparado 10 veces.

acciones billonarios


¿Qué están haciendo ellos ahora? Tanto Buffett como Icahn han aprovechado estos últimos meses para comprar acciones de energía.

Así, Berkshire Hathaway ha aumentado su participación en Phillips 66 y controla ya alrededor de un 10% de la empresa. Y piensa seguir comprado, hace solo unas semanas explico que planeaba invertir alrededor de 30.000 millones 

Icahn siempre ha dicho que busca acciones con valor escondido para luego intentar que aflore a través de sus estrategias de activista. Recientemente ha comprado un 8,5% de Freeport McMoran. La compañía se ha desplomado en bolsa por la caída de las materias primas.

La cuestión es, ¿somos el resto de los inversores capaz de aguantar los vaivenes de un mercado bajista con el músculo y los millones que caracterizan a las carteras de estos dos inversores?

Sólo un apunte, las estrategias a muy largo plazo suelen dar resultado. Y para muestra la evolución de Berkshire en los últimos 50 años –lo que Buffett ha estado al mando.

Recuerdan en la publicación que en este tiempo el S&P 500 ha caído durante 11 veces y que la empresa del Oráculo de Omaha lo ha hecho mejor que el selectivo en 9 de esas ocasiones. De hecho, sólo ha habido dos veces en todo este tiempo en el que Berkshire Hathaway no haya mejorado su precio/ valor en libres: en 2001, tras el pinchazo de la burbuja tecnológica y en 2008, con la crisis financiera.

Berkshire vs S&P 500


QUIZÁ LE INTERESE LEER: La cartera de Carl Icahn o La cartera de Warren Buffett