Nos hemos acostumbrado a escuchar hablar de los países de la periferia europea. En los últimos años citar a la periferia a un inversor ha sido como hablar de Malaria a un doctor de medicina tropical. Los países del Sur de Europa no generan ninguna simpatía entre los mercados y quizá no sea de extrañar. Durante varios ejercicios, España siempre había sido uno de los países a los que se trataba como un problema potencial. Sin embargo este año el foco se ha trasladado un poco más al este.
 
En los últimos cinco años años invertir en el Ibex 35 y en el selectivo italiano han tenido un rendimiento parecido, eso sí, cuando se le añaden los dividendos. En concreto, el total return de los dos índices ha rondado en este tiempo alrededor de un 30%.

Sin tener en cuenta esta retribución en cinco años la evolución del FTSE MIB ha sido superior a la del Ibex 35. En concreto, el italiano ha subido un 10,4%, mientras que el español apenas ha subido un 1% en un tiempo que ha tenido que superar tanto la crisis soberana, el miedo a una intervención, la reestructuración de Bankia, las reformas de un gobierno que ha tenido que enfrentarse a una profunda reducción del déficit. Por si fuera poco, el sesgo latinoamericano de nuestras multinacionales también nos ha hecho sufrir en bolsa.

cinco años


Al igual que ocurre en Italia, el índice español tiene una ponderación de más del 20% dentro del Ibex 35. Por eso las condiciones actuales no le son propicias.  En italia, el FTSE MIB tiene un peso de más del 19% en el sector bancario. Uno de los principales focos de preocupación este año ha sido precisamente la falta de reestructuración de los bancos de este país. El fracaso del primer ministro Matteo Renzi en el referéndum retrasa más aun la posibilidad de que la solución se encuentre cuanto antes y eso preocupa a los inversores. Según Bloomberg, este año el índice italiano es el que peor se ha comportado en todos los índices desarrollados mundiales.  Los mejores índices desarrollados este año han sido, precisamente, aquellos en los que ha nacido un cisne negro, EEUU y el Reino Unido.
 
Índices del mundo


En doce meses el MIB se ha dejado un 24,23% y el selectivo español algo más de un 16%, un porcentaje que mejora algo cuando se incorporan los dividendos.

doce meses


De todos modos, desde que empezó el año, el Ibex 35 lo hace mucho mejor que el índice italiano, ya que “solo” se deja un 9,% (5,8% con dividendos), frente al 20% del selectivo transalpino.

Ytd


Los  Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan 5,5 puntos al Ibex 35, lo que lo sitúa en fase de consolidación.

Indicador


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Italia, el último cisne negro de 2016”