“Estamos en un rango de variación donde las cotizaciones ascienden y descienden dependiendo de las sensaciones que hay en el mercado”, explica Javier Kessler, EAFI, de Kessler & Casadevall. No obstante, Kessler explica que “dentro del mercado español necesitaremos las medidas de restructuración y hay que recordar que las compañías españolas dependen de España y de lo que ocurra en nuestro exterior”.

Kessler ha asegurado que “el problema de los compradores de bonos es el riesgo de impago”, no obstante cree que haya riesgo de impago en España”. El problema es la emisión a largo plazo -continúa- “el problema es que se invierta como inversor privado y sufra las consecuencias”. “Un fondo de inversión que siga a deuda puede sufrir una mayor o menor pérdida porque valoran el bono al día por eso si se quiere vender el mismo día es lo que refleja el valor liquidativo”.

¿Apostar por deuda alemana, más segura y menos rentable o por la española, menos segura pero más rentable? “La elección de una u otra depende del perfil de riesgo, de si lo hace de forma directa o a través de los fondos de inversión, etc”. “Ahora mismo creo que las dos opciones son interesantes, una combinación, si uno es muy conservador sabe que en Alemania da menos problemas aunque de una rentabilidad menor”. Por su parte, los bonos españoles puede ser interesantes ya que dan una rentabilidad del 6%”.

La tecnología va a seguir teniendo un buen comportamiento, va a ser el sector que va a tirar del crecimiento, las empresas relacionadas con este sector serán las que tiren al alza”, recuerda Kessler. Sin embargo, este experto cree que “el único motivo para invertir en un sector o en otro es cuando se aclare un poco el mercado, si el sistema va a aguantar o no, si España será o no rescatada, si seguirá la permanencia del euro”. “Cuando empecemos a tener una foto de crecimiento será cuando se pueda jugar la partida como la jugábamos antes”. La única postura defensiva, explica este experto, “es ir diversificando con muchos activos en renta variable, renta fija, depende de los plazos. Oportunidades hay pero no está el escenario como para comprar un índice o una acción concreta”.

En lo que respecta a las energías limpias, este experto comenta que “el problema de este sector es que está subvencionado, es decir, que por sí sola no son rentables y las subvenciones van a desaparecer”. “Los gobiernos no pueden mantener un mercado que no es rentable, por ello yo no invertiría en este mercado”, finaliza.