Las subidas experimentadas por los mercados desde la victoria de Donald Trump se han parado en las últimas semanas. Y eso que los datos económicos apuntan a que la economía mundial se está fortaleciendo definitivamente.  Sin embargo las dudas sobre el futuro de la UE y la incapacidad de Donald Trump para sacar adelante sus propuestas económicas vuelven a traer dudas.
 

En este entorno, la renta variable cotiza a múltiplos de 18 veces beneficios (en línea con su media histórica de los 20 últimos años), con una volatilidad que sigue muy contenida y en mínimos.  En su última nota a clientes, el director de inversiones de UBS Wealth Management, Mark Haefele, explica que “los periodos de crecimiento robusto suelen ser buenos para la bolsa, incluso cuando las valoraciones están cerca o por encima de sus medias históricas. En los últimos 36 años, las bolsas han subido un 86%  de las veces en un periodo de seis meses posterior a que el ISM Manufacturero estuviera entre 55 y 60”.

Explica el experto que la rentabilidad de las bolsas en un periodo de seis meses cuando el PER está entre 18 y 22 veces es similar a cuando está entre 14 y 18 veces, de un 6%.
Por eso, en la firma de inversión no temen a las bolsas y dicen que son conscientes de la oportunidad que representa en estos momentos y se han posicionado para más subidas sobreponderando Estados Unidos y los mercados Globales.  Sin embargo señala que “también estamos alertas para señales de complacencia en las bolsas”. 
 

Bajos tipos de interés y evolución de la renta variable

 


Asignación de activos
- Sobreponderan renta variable estadounidense y global.  “Aunque las valoraciones ya no están baratas.
 
- También sobreponderan el High Yield en Estados Unidos, porque consideran que la rentabilidad del 6,4% actual es atractiva.
 
- Inician una posición de infrapoonderar el High Yield europeo porque les parece cara a una rentabilidad media del 3,8%.
 
- Sobreponderan los bonos americanos a 10 años frente al efectivo “una posición que puede beneficiarse de algún dato económico que pueda decepcionar”, explican.
 
- Han infraponderado la renta variable con grado de inversión.
 
- En cuanto a las divisas sobreponderan el euro frente al dólar. Hacen lo mismo con una cesta de divisas emergentes frente a monedas desarrolladas.  También sobreponderan la corona sueca frente al dólar canadiense, “una posición que esperamos que se beneficie de la divergente política monetaria de los bancos centrales”.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Rupturas de resistencias con volumen”
“Estrategia sobre el oro”