A corto plazo debe extremarse la prudencia revisando las referencias, sin perder de vista los 11.770 puntos, puesto que de lo contrario el mercado estaría lanzando una señal de debilidad importante abriendo una nueva tendencia bajista. A largo, podemos mantenernos tranquilos, seguir con las vacaciones, en renta variable siempre y cuando no se pierdan los 11.100.
Apertura bajista en línea con Wall Street e impulsada por las últimas noticias, que generan inestabilidad y nos impide anticipar cómo acabará la presente sesión. A corto plazo debe extremarse la prudencia revisando las referencias, sin perder de vista los 11.770 puntos, puesto que de lo contrario el mercado estaría lanzando una señal de debilidad importante abriendo una nueva tendencia bajista. A largo, podemos mantenernos tranquilos, seguir con las vacaciones, en renta variable siempre y cuando no se pierdan los 11.100.