Debemos ser más precavidos sobre todo en el corto plazo porque la consolidación todavía no existe. Apoyados en esto, seguimos apostando por los valores que han sufrido las caídas más importantes. Telefónica presenta buenas expectativas pero no acaba de despegar, y también funcionará bien el sector bancario, encabezado por BSCH y BBVA.
Jornada de fiesta en la Bolsa en que sin Wall Street no subimos, a la espera de conocer su tendencia definitiva. El mercado se ha arreglado ligeramente tras haber recuperado los 11.500 puntos, lo que da cierta tranquilidad; ahora se trata de consolidar por encima de los niveles de los 11.565. Pero no hay que lanzar campanas al vuelo ya que hemos subido unos 400 puntos en sólo 3 días y eso puede recalentar el corto plazo.