El Banco de Japón ha insuflado optimismo al mercado, pero no debemos olvidar que ha ido dando bandazos. Ahora quiere cuidar la curva de tipos a largo plazo y dice que ya no están en deflación, por lo que considera que los Abenomics han tenido efecto, yo no digo que no, pero lo ha modificado. Esto hace un guiño a los bancos y aseguradoras que están teniendo unos problemas increíbles
 
De Inditex me gusta casi todo, pero lo que me inquieta es su valoración, muy por encima de beneficios. La política de expansión no muestra ninguna crisis en los últimos 10 años para la empresa. Ya tiene 7.096 tiendas en multitud de países. Nuestra valoración es neutral con precio objetivo en 30 euros y pico.

La semana pasada adoptamos una estrategia de compras antes de conocer la decisión de la Fed, pues creemos que hoy no subirá tipos el organismo. No obstante, en los últimos cuatro días el mercado ha caído dudando, pero es en esos momentos cuando hay que aprovechar para comprar valores que, como Inditex, están caros pero son de calidad.
 
Popular está haciendo todo lo posible por ajustarse, pero no nos parece suficiente. No lo tendríamos en cartera, tiene unas tasas de solvencia muy bajas y, por mucho que cierre oficinas y recorte empleos, es insuficiente porque no tiene visibilidad a medio plazo. En cambio, Santander se está tomando las cosas con más calma en Brasil y ha paralizado la adquisición de las oficinas de la filial de RBS, Williams & Glyn.
 
Declaraciones a Radio Intereconomía