La bolsa norteamericana abrió la sesión en positivo, con la mirada de los inversores puesta en los datos macroeconómicos que se han conocido en esta jornada –a saber, los pedidos de bienes duraderos, la venta de viviendas nuevas y, la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan-. Datos que, como explica Álvaro Winzer, gestor de Foris Banca Privada, “han sido mejores a lo esperado”. El experto recuerda que en las últimas dos semanas los datos macro y, los indicadores adelantados han salido algo mejor de lo esperado, en general. Y recuerda que “hemos estado toda la semana inmersos en un rebote fuerte por parte de las financieras, después de una bajada indiscriminada en el sector”. El gestor de Fortis añade que “ayer fuimos testigos de un pequeño recorte técnico en la bolsa norteamericana –bajada del 2,5%- y, yo creo que podemos esperar en las próximas 6 o 7 sesiones una recuperación del nivel de 1.300 puntos en el S&P500”. Álvaro Winzer señala que el primer impulso que se produjo cuando el petróleo empezó a recortar algo, “ya lo tenemos recogido en el mercado”. Con la llegada del petróleo a los 124 dólares, -continúa- “hemos visto esa parte de rebote técnico, la parte fácil de ese rebote está hecho”. Y especifica que “el resto, tendrá que venir por algún tipo de indicador que sea micro, por parte de las compañías que quedan por publicar que son bastantes y que nos irán diciendo cómo ven el panorama para final de año”, insiste.
Winzer cree que el petróleo debería irse por debajo de 124 dólares de una forma clara hacia niveles de 110, “para que el mercado rompiera esos niveles de 1.300 puntos y le diera algo de estabilidad en general”. Y señala que “los datos de reservas que hemos conocido son positivos para que el mercado del petróleo pueda retroceder algo antes de que nos metamos el 15 de agosto, en todo el período de reaprovisionamiento de cara al invierno -entre el 15 de agosto y finales de septiembre-, donde tendremos presiones otra vez en el petróleo”, concluye.