El ibex cayó al cierre un 2,18 % hasta los 11.675 puntos en una jornada de recortes generalizados en la que tan solo dos compañías –Inditex y Unión Fenosa- permanecieron arriba. Una sesión que según Julián Coca, gestor de renta variable de Inversis Banco, “no se puede valorar negativamente porque partimos de varios días de subidas”. Un mercado, que el analista explica se mueve “por el peso de tres valores principales como son Telefónica, Santander y BBVA”. En opinión de Coca, el comportamiento del mercado en el día de hoy se podría explicar por la conjunción de una serie de factores como son “la recogida de beneficios y la contra tras el rebote de ayer”. Aún así, “continuamos viendo una tendencia alcista”, concluye el analista de Inversis Banco.
La bolsa se ha teñido de rojo casi por completo y escasos valores se han salvado de la quema. Pero los más perjudicados por los recortes, sin duda, han sido los del sector constructor “la nota negativa del día”, comenta Julián Coca, gestor de renta variable de Inversis Banco . Un sector castigado “no solamente en España, sino en toda Europa donde se han visto afectados los sectores de industrial, construcción y materiales básicos”, añade el experto. A todo esto hay que sumar, asegura el analista “las bajadas de recomendaciones por algunos analistas”. Por todo ello se ha convertido en el sector más perjudicado de la jornada. Sacyr Vallehermoso se ha convertido en el farolillo rojo del selectivo cayendo un 10,05 %. Para Coca “Sacyr es una compañía rodeada de rumores diarios y un futuro amenazado por una posible suspensión de pagos”. Acerinox también ha sido de las más perjudicadas –un 8’48% abajo- “por los resultados de materiales básicos y recortes en la materias primas”, explica Coca. En el sector financiero, Popular que presentó resultados con un aumento de beneficios de más del 10% -también lo han hecho Bankinter y Sabadell- fue uno de los valores más castigados en el parqué con unos recortes del 6,67%. Unos resultados que “van en línea con lo esperado por lo analistas, pero que, si quitamos la parte de beneficio extraordinario por la venta de activos, los resultados son malos”, comenta Julián Coca. Unos malos resultados que estarían “motivados por la crisis de confianza del sector que agrava todos los resultados que vamos conociendo poco a poco”, concluye. A todo esto hay que sumar que Popular “está metido en problemas de créditos en el mercado inmobiliario con Martinsa Fadesa y Colonial, lo que hace que el inversor esté muy sensible”, explica el analista. Por otro lado tendríamos a la gran banca –Santander y BBVA- que “gracias a su diversificación geográfica y de negocio, a medio plazo sobre todo Santander debería hacerlo mejor”, asegura Coca. Entre las eléctricas, destacan los resultados de Iberdrola que ganó un 78%, aunque en el mercado bajó un 4,52%. Unas caídas que Coca achaca a la recogida de beneficios de la compañía “que ha protagonizado subidas muy importantes en pocos días”. A esto habría que sumar “los movimientos corporativos que rodean a la compañía”, asegura el experto refiriéndose a la oferta que Gas Natural podría lanzar sobre la participación de ACS en Unión Fenosa. También se conocieron ayer los resultados de la filial de Iberdrola, Iberdrola Renovables -aunque el mercado los valoró hoy- que “han sido buenos pero, quizá, el mercado se esperaba algo más”, explica Coca. En el mercado continuo, destacan las importantes subidas de La Seda que rozan el 6%. Ganancias que vienen acompañadas de una posible integración con la compañía petroquímica indonesia Indorama. Una compañía que, en opinión del experto, “es atractiva en el corto plazo con un plan estratégico interesante y un mercado muy bien situado”. El problema es lo costoso del proyecto “que podría reducir las ganancias esperadas”, añade el analista. A su parecer, la subida de hoy “viene motivada por los rumores alrededor de valor, pero no hay que darle una credibilidad hasta que no se confirme de cara a los organismo gubernamentales”, recomienda Coca. Recomendaciones Desde Inversis Banco las recomendaciones pasan por valores como Gamesa que “aunque hoy ha sufrido bastante -tras una mala recomendación de Goldman Sachs- afectada por el sector y la caída de materias primas”. Pese a todo Coca asegura que “podría hacerlo mejor”. Los niveles que marcarían el experto serían “los actuales de 30 euros con objetivo en los 36 euros y un stop loss muy cercano entorno a los 29,75 euros”.