Ofelia Marín Lozano, directora de análisis de Banca March, confía en que la absorción de Pastor por parte del Popular salga bien. 

Es la noticia de la jornada. Ofelia Marín Lozano asegura, en declaraciones a Radio Intereconomía, que 'el Banco Popular aún tenía un tamaño respetable, mientras que Pastor ha sido un banco más pequeño y sobre el que siempre ha habido dudas sobre sus necesidades de capital, luego siempre ha estado un poco bajo sospecha. Parece una solución razonable para dos bancos minoristas españoles. Son, además, dos bancos que se conocen bien y podría salir bien esta operación.'

'Los dos bancos cotizan a descuentos fuertes sobre recursos propios puesto que el mercado no cree que esos recursos realmente existan. Quizás esos temores sobre Pastor puedan penalizar en un primer momento a la cotización de Popular o pueden también establecerse sinergias', concluye.