“Europa está en una encrucijada”, afirma Ángel de Benito, gestor de Banif, pues “queremos darles dinero si el Ejecutivo pone en marcha las reformas, pero estos tramos son muy lentos y los mercados no tienen paciencia. Es una situación complicada”.

En cuanto a los bancos europeos, “parece que viene otra oleada de recapitalizaciones que no ayuda a los índices. Hay que refugiarse en telecos, eléctricas y compañías que ofrecen dividendos con un beneficio estable porque los inversores reciben más remuneración que en renta fija y es cómodo para aguantar una crisis como ésta”.

“El exceso de caída en los mercados que tenemos ahora se ha traducido en subidas del oro, el franco suizo o los bonos alemanes. Aunque si es exagerado, lo dirá el tiempo. Eso sí, el oro no produce dividendos, por lo que, lo que ha sido subidas, se convierte en bajadas”.


Declaraciones a Radio Intereconomía