Apertura al alza de Wall Street con dos datos macro positivos sobre la mesa. Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo y los pedidos de bienes duraderos. Estos últimos, “son los que han empezado a mover al mercado” comenta Sara Pérez Frutos, directora general de Drancon Partners que explica, “ha sido un dato muy positivo, sobre todo, si lo comparamos con el mes anterior. Llegar al 1,9% da un alivio y es una muestra –dice esta experta- de que la economía americana reacciona”. En cuanto a las peticiones iniciales de subsidio por desempleo, “han sido más bajas de lo estimado”, a pesar de que, comenta la analista, “siguen siendo tremendamente altas, aunque el dato por lo menos es más optimista de lo que esperaban los analistas”. Y a la espera también del dato de ventas de viviendas nuevas. “Se espera un ligero repunte en torno a un 1%, aunque ayer, el dato de ventas usadas también fueron más optimistas”.
El sector financiero también copa la atención de los inversores. Al parecer altos cargos del Gobierno podrían recomendar al Congreso la creación de un único regulador que supervise a todo el sector financiero. “Es algo –señala Pérez Frutos- de lo ya habíamos oído hablar. Más regulación y más supervisión a los mercados para que no se vuelvan a dar situaciones como las vividas”. Para esta experta, “si se crea un súper organismo regulador, bajo la supervisión de la Fed o de la SEC, habría que ver cómo se articula, pero el mercado americano está claro que necesita un mayor control”, comenta la directora general de Dracon Partners.

Mientras, General Motors sube en la apertura algo más de un 14%. Una reacción “que se debe –explica la experta financiera- a noticias a que quizás los acreedores cambien bonos por acciones. Algo que se rechazó ayer”. Además, explica la analista, “el gobierno podría apoyar el canje y eso es lo que permite que GM repunte”.

Noticia también del día la decisión de la OPEP de mantener inalteradas las cuotas de producción, una noticia “que estaba descontada por el mercado”, señala la analista. “Ya habían anunciado que no querían toca el tema de la producción, creen que el precio subirá a su nivel de equilibrio en torno a 75-80 dólares el barril”.

En cuanto a recomendaciones, “en el corto plazo, estamos en niveles importantes de resistencia. El S&P tiene su nivel de soporte en los 880 puntos. Los gráficos –apunta Sara Pérez Frutos- se están comportando de forma muy positiva, consolidando las subidas. Deberíamos seguir en estos niveles antes de intentar alcanzar cotas más altas (…) ya por fin, tenemos a la mayoría de los principales índices mundiales en positivo este año (…) poco a poco parece que los mercados recobran la normalidad perdida el año pasado”.