Aunque la situación de Egipto siga siendo volátil, y hasta cierto punto impredecible, a día de hoy Bob Doll, estratega jefe de renta variable de BlackRock no considera probable el riesgo de contagio.

Desde un punto de vista de inversión, opina que el caso de Egipto es “más ruido que riesgo sustancial”.

Tras la reunión de la Fed de la semana pasada, Doll considera altamente improbable que veamos una tercera ronda de relajación cuantitativa y opina que estamos llegando al final de las políticas de estímulo, aunque no espera un cambio a corto plazo hacia políticas de endurecimiento monetario.

Finalmente, Doll destaca que aunque pueden producirse contratiempos, la mejora del crecimiento económico y los beneficios empresariales apuntan a una continuación de la base alcista en las Bolsas. A medida que la economía mejora, vemos una caída de las correlaciones en los mercados —las cotizaciones se mueven más por los aspectos fundamentales que por los factores macroeconómicos, tendencia que Boll prevé que continúe.