Después del atracón de subidas de ayer, no era de extrañar que hoy los inversores descargaran algo de cartera, sin embargo, las ventas han encontrado un argumento más al que agarrarse: los suspensos de los test de estrés.


Ayer los principales índices europeos bebían del rumor que apuntaba a que el BCE estaba preparando una pronta compra de deuda corporativa periférica para subir. En cambio, hoy la bomba informativa lanzada por la agencia EFE acerca de los tests de stress provoca en las bolsas el efecto contrario.

Al parecer, hasta 11 bancos suspenderían los test de estrés que se conocerán este domingo (podrán seguirlos en nuestra web). Para tranquilidad de nuestro sistema financiero, ninguno de los 'cates' sería para bancos españoles. En cambio, fallarían 3 entidades griegas, 3 italianas (Monte di Paschi, Popolare y di Milano), 1 en Austria (Erste Bank), 1 en Portugal (Millenium) y 1 en Bélgica (Dexia).

Estos rumores están llevando a los bancos europeos a terreno negativo y, arrastrando consigo a los selectivos. De hecho, el índice sectorial bancario europeo, el Stoxx Banks, se deja un 0,39% hasta los 139,16 puntos. La peor parte, como es comprensible, se la dejan bancos griegos y portugueses. Así pues, encontramos que la entidad que más caídas refleja es la helena Piraeus Bank (2,28%), junto con el luso Banco Comercial Português (2,50%) y el austríaco Erste Bank (1,65). Éste último está en la quiniela de suspensos publicada por EFE. Las caídas registradas por el Stoxx Banks hacen que el selectivo vuelva a meterse por debajo de la directriz bajista de corto plazo que inició en los máximos de septiembre. Por abajo lo importante es que no vuelva a perder la zona de 130 puntos, pues le sacaría del lateral en el que ha estado moviéndose desde hace un año y el cual perforó el jueves de la semana pasada.

stoxx banks



En el caso español, a pesar de que no se acusa a nuestras entidades de no lograr pasar las pruebas y de que De Guindos ha admitido que "los bancos españoles sacarán buena nota", toda la banca cotiza en rojo. Santander es el má penalizado con una caída del 1,14% que le aleja de nuevo del nivel clave de los 7 euros; BBVA pierde un 1,03% y dice adiós a los 9 enteros; Bankia se deja un 0,94%, Bankinter un 0,67%, Popular un 0,68%, Caixabank un 0,69% y Sabadell un 0,18%. Esto arrastra al Ibex 35 por debajo de los 10.100 puntos. Llegados a este punto, Eduardo Faus, analista de Renta 4, advierte que "la clave del Ibex está en la zona de 10.060 puntos, cuya pérdida sería la primera pista sobre el comienzo de nuevas correcciones en las inmediatas sesiones".

ibex 35