La inesperada reducción de los tipos de interés por parte del banco central brasileño el mes pasado, seguida de otra bajada de 50 puntos básicos el 19 de octubre, ponen fin a un ciclo de ajustes que ha durado siete meses. Esta medida sirve de apoyo al mercado de renta variable de Brasil y más concretamente, a los valores nacionales, asegura Alexander Gorra de BNY Mellon ARX, parte de BNY Mellon Asset Management y del equipo gestor del BNY Mellon Brazil Equity Fund.

En una conferencia ofrecida en el Hotel Palace de Barcelona, a la que asistieron las principales entidades financieras nacionales, Gorra subrayó las futuras oportunidades de inversión en Brasil, destacando el giro de 180º que ha dado el gobierno de Rousseff en lo que a política monetaria se refiere, así como su compromiso de gasto en infraestructuras dentro del mercado nacional de valores.

La decisión del banco central de reducir los tipos de interés en 50 puntos básicos dos veces en un breve periodo de tiempo supone una respuesta clara a la caída mundial de la actividad económica. “Se trata de un ataque preventivo para mantener la actividad brasileña frente a una desaceleración del crecimiento mundial y señala un cambio en las políticas llevadas a cabo desde la crisis de 2008, cuando el gobierno mantuvo los tipos de interés y aumentó el gasto fiscal. La decisión del mes pasado de reducir los tipos de interés respalda en mayor medida a los mercados de valores nacionales ya que les permite acceder a una financiación más barata a largo plazo,” declara Gorra.

El compromiso de Brasil con el gasto en infraestructura está impulsado por el sector privado, con la ayuda del banco nacional de desarrollo, el BNDES, que aportó 69,4 mil millones de reales durante el primer semestre de 2011. El BNDES, cuya orden es ofrecer financiación a largo plazo que respalde el desarrollo nacional, también debería apoyar la inversión en sectores como la construcción de carreteras, generación de electricidad, líneas ferroviarias y puertos.

“Iberoamérica es la última gran zona del mund
o que ofrece inversiones a largo plazo muy atractivas en infraestructuras. Consideramos que este segmento crecerá a un ritmo más rápido que el PIB durante varios años. Con más de 100 empresas de infraestructuras entre las que elegir y un proyecto sólido de ofertas de nuevas acciones que podría duplicar ese panorama en los próximos 3 o 5 años, creemos que Brasil ofrece oportunidades fantásticas para los inversores de España y de todo el mundo,” afirma Gorra.

Gorra también señaló las tendencias demográficas favorables y la floreciente clase media brasileña, que tiene más capacidad de gasto, como apoyos de los mercados minoristas nacionales.

BNY Mellon ARX gestiona el BNY Mellon Brazil Equity Fund y el BNY Mellon Latinoamerica Infrastructure Fund. La firma fue nombrada mejor gestora activa de renta variable en 2010 y 2011 por Exame, una de las revistas de negocios brasileñas con mayor difusión.