La situación es complicada pues “a pesar de que la FED intentó apoyar , vuelve el riesgo Europa que es lo que Obama quería frenar para que no se paralizara el comportamiento que podrían tener las compras de la FED”, reconoce Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego.
A falta de conocer los datos oficiales de crecimiento de la economía española, Querol explica en Intereconomia que tenemos tres trimestres consecutivos de retrocesos “pero con la subida del IVA podría haber una caída mayor del 1.5% en nuestra economía. En 2-3 años Greica tampoco estaría saliendo de la recesión, Portugal igual y, aunque Irlanda iría mejor, tampoco crece de una forma muy significativa”.

Respecto al banco malo, habrá que ver hasta qué punto se pone precio al valor de los activos pues “si se hace con descuento, costaría mucho más rentabilizar los activos si se ponen con descuento. Pero si lo ponen a precio real, la banca tendrá que provisionar mucho más y hasta que no se genere crédito – que no se hará con una tasa negativa de crecimiento y actual tasa de paro – esto no se recuperará”. Será muy difícil que no se apliquen políticas de crecimiento.

A corto plazo, está muy descontado todos los positivo. El hecho de que la FED compre 85.000 millones todos los meses de forma indefinida y que el mercado no haya subido un 10% en un solo día, es que ya lo tenía puesto en precio. “Las noticias negativas que lleguen de Europa será lo que provoque nuevos retrocesos, es cierto que el QEIII da un cierto colchón pero tendríamos una cierta lateralidad en el próximo mes y medio”.

En cuanto a las emisiones de deuda corporativa de empresas, han salido hace poco “cuando se han abierto las ventanas de liquidez y cuando el diferencial ha sido beneficioso para ellos por lo que nosotros seríamos vendedores de deuda corporativa, porque los spreads han bajado tato que creemos que no es muy beneficioso”, concluye.