El BCE deja el precio del dinero en un nuevo mínimo histórico. En concreto, en el 1% después de que la entidad que preside Jean Claude Trichet haya recortado 25 puntos básicos los tipos de interés. “Una decisión –explica Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners- que el mercado tenía descontada. Sorprende si miramos con perspectiva que hace un año teníamos los tipos al 4,5% y ahora los tenemos en un mínimo histórico”. Aún así, asegura esta experta, “las dudas de hoy estaban en lo que podría estar alrededor de la reunión en sí y aunque la decisión estaba prevista ha sido aplaudida por el mercado”.
Trichet sitúa los tipos en un mínimo histórico del 1%, pero Sara Pérez Frutos no contempla un escenario de tipos por debajo de este umbral en el corto/medio plazo. “Trichet ya dijo hace un mes –explica la experta financiera- que le costaba ver los tipos más bajos del 1% (…) realmente el impacto que podría tener otra bajada sería mínimo, lo importante es cuánto tiempo nos podremos mantener aquí”. Para la directora general de Dracon Partners “es previsible que terminemos el 2009 con los tipos al 1%”. Y es que, señala, “tenemos por delante un verano muy duro. En Europa no se ven síntomas de recuperación. En Europa cuando queramos ver las mejorías estaríamos ya en noviembre o diciembre, por lo que apostamos por ver los tipos bajos hasta el primer trimestre del próximo año”.

Tras la decisión, habla Trichet y dice, entre otras cosas, que ve una recuperación gradual en 2010, que las presiones inflacionistas han disminuido y que el declive económico en el primer trimestre fue mayor de lo previsto en marzo. Un discurso, “muy en línea con lo que los analistas esperaban” comenta esta experta que añade, “la recuperación se está alargando en el tiempo, se ha retrasado un semestre y el primer trimestre de este año ha sido especialmente duro en términos macro en Europa (…) el panorama es feo, esperamos que a principios de 2010, las economías reflejen los estímulos fiscales y económicos”. Eso sí, dice la experta financiera, “nos ha sorprendido que Trichet no haya hecho más hincapié en medidas excepcionales. Al final se ha quedado sólo con la extensión de duración de los bonos para la financiación interbancaria, que es menor de lo que podríamos esperar”.