Wall Street comienza la sesión en negativo después del importante repunte con el que cerró ayer. Jornada de recogida de beneficios y atención a los datos macroeconómicos. En opinión de Álvaro Winzer, gestor senior de banca privada “hemos tenido malos datos macro con las ventas minoristas pero luego un dato que ha sorprendido, el de la Universidad de Michigan que ha sido mejor de lo esperado”. La confianza del consumidor se ha recuperado y “el mercado se ha puesto en positivo aunque ahora pesa más el dato de ventas minoristas sin automóviles que ha sido mucho peor de lo esperado”, explica el experto. “Además el mercado intenta digerir las subidas de ayer y busca niveles. Está actuando bien teniendo en cuenta los malos datos que ha conocido en relación al consumo”, apunta Winzer.
Para el gestor “el consumo ha estado muy tocado pero el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan indica un rebote en el sentimiento que es esperanzador en el entorno en el que estamos”. “Es un buen dato”, matiza.

Los inversores también tienen puesta su atención en la reunión que mañana mantendrá el G-20. En opinión de este experto de esta reunión “no vamos a sacar nada en claro”. Es cierto, matiza que “el mercado busca una disculpa para aguantar niveles y subir un poco” (…) “para corregir la intensa sobreventa que ahora mismo tiene sabiendo que lo que hemos tenido hasta ahora ha sido muy negativo, refleja una recesión de consumo muy profunda” y eso “ya lo tiene el mercado que busca una excusa para poder recuperar niveles”. 

En relación a las previsiones que maneja el gestor, “probablemente hemos visto los mínimos de este año –matiza- pero la profundidad de la recesión la veremos en el primer trimestre del próximo año” porque “falta el impacto del consumidor sobre los resultados de las compañías entrando después de la navidad y el deterioro de balances y el impacto que tenga sobre la financiación de las propias compañías”. Winzer recuerda que “el mercado es bajista aunque con rallys”, pero “no hay que enamorarse de un mercado en un entorno bajista en el que no vemos fundamentales por ningún sitio” y en el que persisten de manera consistente las dudas. 

Así las cosas, el experto aconseja al “cliente que pueda comprar y vender con agilidad que aproveche los movimientos” pero para quien “quiera comprar a largo plazo ahora es momento de esperar”.